REAL ZARAGOZA

"Paramos en el mejor momento, pero cuando volvamos creo que estaremos igual de bien"

Burgui asegura sentirse muy feliz de estar en el Zaragoza y elogia a sus compañeros: "Cuando llegué me encontré un vestuario increíble. Me llamó mucho la atención su humildad. Todos miran al colectivo".

"Paramos en el mejor momento, pero cuando volvamos creo que estaremos igual de bien"
ALFONSO REYES

Burgui, el último jugador en llegar al Real Zaragoza esta temporada, una vez pasado el mercado invernal, ha elogiado a sus compañeros, a los que está echando de menos durante el confinamiento: "Se hace duro verles únicamente a través de una pantalla. Cuando llegué me encontré un vestuario increíble. Me ha llamado mucho la atención la humildad que tienen todos los compañeros. Nadie mira por sí mismo. Al revés, cada jugador mira al colectivo. Todos son gente maravillosa, tanto el cuerpo técnico como los jugadores, y la verdad es que me siento muy feliz de estar aquí y de esta oportunidad tan bonita que me ha dado el Real Zaragoza. Es una lástima que paráramos en el mejor momento, pero cuando vuelva todo a la normalidad creo que estaremos igual de bien".

Y para que esto sea así todos los jugadores se entrenan en sus casas, ya sea con el material propio o el proporcionado por el club: "Yo tengo una máquina de correr y tanto Cabellud como Chocarro, los dos preparadores físicos del equipo, nos hacen videollamadas por las tardes y entrenamos todos con ellos. Nos está yendo bastante bien para pasar un buen rato y seguir manteniendo la forma. Cuando volvamos hay que estar preparados psicológica y físicamente, ya que nos dirán de volver y tendremos pocos días para estar al 100%. Yo, personalmente, estoy deseando volver a ver a mis compañeros, entrenar y jugar, pero hay que tener paciencia y todo llegará", explica el jugador a través de los canales de comunicación del Real Zaragoza.

Burgui también tiene muchas ganas de volver a jugar en La Romareda para disfrutar de un ambiente que hasta ahora sólo ha podido vivir en una ocasión: "He jugado cuatro partidos y cinco han sido fuera de casa. En La Romareda jugamos contra el Deportivo y salió un gran partido, con un ambiente increíble. Ahora íbamos a recibir al Alcorcón y tenía muchas ganas de volver a jugar en casa otra vez, pero estoy seguro de que vendrán muchos partidos con ese ambiente espectacular que nos llevará a conseguir el objetivo".

Mientras tanto, el futbolista extremeño, que se encuentra cedido en el Real Zaragoza con una opción de compra obligatoria en caso de ascenso, intenta llevar la crisis del coronavirus lo mejor que puede: "Como todos los españoles, en casa, tranquilo y viendo las noticias. Estamos viviendo algo que nunca había pasado en España ni en el mundo y, tal como nos dicen las autoridades y los sanitarios, hay que quedarse en casa porque es donde mejor estamos a día de hoy y como podemos colaborar. En mi tiempo libre me gusta hacer videollamadas con mi familia y mis amigos, ya que los tengo muy lejos y les echo mucho de menos. Intento que no se me haga muy largo el día. Llevo una rutina de entrenamiento, buena comida y la verdad es que va bastante bien".

En toda esta situación, en la que uno no puede salir de casa y verse con sus familiares y amigos, Burgui se queda con la siguiente enseñanza de cara al futuro: "Cuando pasan este tipo de cosas empezamos a valorar el doble esas pequeñas cosas a las que no les dábamos importancia. Los pequeños detalles son los que marcan la diferencia y esto nos tiene que servir para valorar muchas cosas de la vida. Este virus se ha llevado a mucha gente y nos ha hecho mucho daño a los ciudadanos, pero entre todos vamos a conseguir salir de esta situación". También tiene palabras de elogio para aquellos profesionales que están en la primera línea de fuego: "Tienen toda nuestra admiración y son auténticos héroes". Y, por último, se dirige a los zaragocistas: "Paciencia, que esto pasará, esperemos que pronto. Y seguramente cuando esto vuelva a la normalidad les daremos lo que están deseando".