REAL MADRID | LA ENTREVISTA

Roberto Martínez: "Hazard ha tenido muy muy mala suerte"

El seleccionador de Bélgica atiende a AS en plena cuarentena en Wigan para hablar de Eden, el aplazamiento de la Eurocopa o Courtois, "el mejor del mundo".

Roberto Martínez: "Hazard ha tenido muy muy mala suerte"
JAVIER GANDUL DIARIO AS

Ni en cuarentena hay días iguales, pero ¿cómo es su rutina?

Hace 15 años hubiera sido muy muy difícil. Ahora son momentos durísimos, pero con internet hay mucha ayuda para trabajar y estructurar todo. Cada mañana puedo estar conectado con la Federación y trabajar en los distintos proyectos que no dependen de que haya fútbol. A partir de ahí paso muchas horas.

¿Cómo lo concilia con la familia?

Tengo una niña de siete meses y otra de seis años. No conocí los primeros meses de mi primera hija por estar al frente de un club, y este periodo a nivel humano y de casa está siendo muy bonito. Tengo la oportunidad de ser profesor de mi hija, algo que te pone a prueba porque es muchísimo más difícil de lo que se puede imaginar.

¿Qué es lo que más echa de menos?

Hay que adaptarse, nunca he sido de querer lo que no tengo. Sólo me acuerdo de la gente que está afectada y de quienes les rodean. Me veo un privilegiado porque estoy con la familia; sería muy duro, casi imposible, separados. Ojalá salgamos todos lo mejor posible de esto y nos demos cuenta de que como humanidad no estábamos preparados para enfrentar una pandemia. Tenemos que estar preparados para cuando vuelva la normalidad.

¿Qué es lo primero que hará entonces?

Reunir a toda la familia en una habitación, una cena normal. Mis padres tienen más de 75 años, son población de riesgo, y eso exige disciplina. El contacto con ellos, también con los de mi mujer, se echa de menos. El fútbol te enseña a esperar lo que no se espera y a sobrevivir.

"¿La Euro? Este verano era un momento perfecto para un torneo importante"

¿Cómo es la comunicación con los jugadores?

Hemos aprovechado para mirar toda la acumulación de datos que teníamos de ellos, que ahora están más en dinámica de club, con sus programas detallados y específicos.

¿Qué le pareció el aplazamiento de la Eurocopa?

Tuvimos el congreso de UEFA en Ámsterdam y vimos la necesidad de no presionar por las competiciones domésticas. Había que abrir periodos para terminar las ligas domésticas. Era una decisión de necesidad, de fuerza mayor. Después del trabajo de dos años, con una clasificación perfecta y el grupo en un buen momento psicológico y de equipo, el torneo era en un buen momento para nosotros. Pero ha sido la decisión correcta. Ahora, a centrarnos en la Liga de Naciones.

Por sus 30 puntos de 30 y la acumulación de estrellas en clubes top, ¿era su gran oportunidad?

Queríamos llegar más preparados tras el Mundial 2018 y se consiguió, ganando profundidad de plantilla, juego de equipo y experiencia, con un grupo muy unido. Era un momento perfecto para un torneo importante, pero tenemos que intentar mejorar, no pensar que no podemos llegar al nivel que creíamos que alcanzaríamos este verano.

¿Lo más positivo es por Hazard?

Teníamos mucha confianza en que llegase bien porque no necesita, cuando tiene el alta, mucho tiempo para alcanzar su nivel. Los plazos eran lo suficientemente buenos para que jugara con el Madrid las últimas jornadas y viniese con Bélgica. Ahora nos preocupan los jugadores que puedan tener cambio de equipo, de cambio de juego en otro sitio, o los mayores, con casos específicos como en la defensa. Tienen mucha experiencia, llevan mucho jugando juntos, y lo hacen a esas edades por su rendimiento, no porque no haya otras opciones, porque hay gente joven que puede ayudar al equipo.

¿Qué le ha dicho Hazard?

Es muy sensato, tranquilo, familiar. Siempre está feliz. Está centrado en recuperarse lo antes posible para perderse el mínimo número de partidos. Estaba muy centrado en recuperarse bien y pronto para la Eurocopa; ahora sólo tiene que centrarse en ver si puede tener un rol importantísimo con el Madrid esta temporada, que estoy seguro de que sí.

Confía mucho en él, sin condiciones.

Tiene el carácter perfecto para poder reaccionar como se necesita cuando hay situaciones como la operación o el aplazamiento de la Euro.

¿Le pidió consejo sobre si operarse?

No. Eso tenía que ir de la parte médica y siempre hubo una gran comunicación entre la del Madrid y nosotros. El Madrid lo ha llevado con excelencia, muy cerca de los médicos que han seguido a Hazard en su carrera.

"Estoy convencido de que Hazard podrá ser decisivo en el final de temporada"

¿Cuánto hablan?

Es el capitán y siempre hay contacto en momentos esenciales e importantes por el futuro de la selección. Está en la edad perfecta para tener responsabilidad en un club como el Madrid y en Bélgica, la número uno del mundo.

Él ha definido su primera temporada de blanco como mala.

Está totalmente adaptado a la Liga y al Madrid. Su único problema han sido las lesiones. Ha tenido muy muy mala suerte. La suerte juega un papel muy importante en cualquier componente en el fútbol y esta temporada se ha perdido más partidos que en los ocho años en el Chelsea. Eso es mala suerte y estoy convencido de que muy muy pronto esa suerte va a cambiar, y va a poder ser un jugador decisivo y estelar.

¿Está en contacto con Zidane?

Últimamente, no. Lo tenemos cuando hay necesidad, como cuando Eden llegó y estuvo lesionado en el primer parón internacional. La relación con el Madrid es muy buena. También con los otros clubes, y eso que no es fácil. Me ayuda haber estado en clubes muchos años, para entender las dos posiciones.

Al que le iba muy bien era a Courtois.

Siempre ha estado claro que tenía conciencia de lo que se necesita para ser el '1' del Madrid. Llegó en un momento de cambio, bastante difícil, pero siempre estuvo muy centrado para demostrar lo que es. Desde el Galatasaray en Champions se ha visto, a partir de ahí ha sido esencial en los resultados. Aún es muy joven y puede romper, sin duda alguna, todos los récords en la portería del Madrid. Está con esa confianza y con esa ilusión y ganas de poder demostrar lo que lleva dentro.

¿Tuvo más cariño hacia él en septiembre y octubre?

No, es una persona que está muy por encima de las emociones. Sabe centrarse mucho en lo que puede controlar y se cierra herméticamente en los altos y en los bajos. Probablemente ha sido el más constante en Bélgica en los últimos 46 partidos, sin reflejar nunca ningún estado emocional que pudiera traer de su club. Su madurez está muy por encima de los años que tiene.

"Todos sabemos que Courtois va a marcar una era en el Madrid"

¿Es el mejor del mundo?

Sin duda. El Mundial fue el reflejo: fue el mejor. Ser el mejor del Mundial (ganó el Guante de Oro), llegar al Madrid y sus cualidades y envergadura le permiten hacer cosas que otros no pueden.

¿Le ha venido bien este año quitarse el debate con Keylor?

Es un jugador que entiende, y muy bien, que cuando no se gana un partido en un equipo de la exigencia del Madrid hay que ser muy maduro y mejorar para hacerlo el siguiente. Es muy problemático cuando no estás preparado para eso, pero Courtois lo está, no le afecta a su confianza y a su nivel. Se ha adaptado y ha mejorado constantemente. Todos sabemos que va a marcar una era, una época, en el Madrid.

Usted acaba contrato en junio. ¿Cómo está la renovación?

Hemos tenido contactos y hablado muchísimo de las ideas para el futuro de la Federación y de la selección. Fueron bastante positivos. Esperaremos a final del parón de junio, a ver si se desarrolla, y anunciaremos el resultado.

HISTORIA DE UN CONFINAMIENTO: DE BÉLGICA A WIGAN

"Empezamos a saber del coronavirus por los primeros casos, en China. Con el seguimiento de nuestros jugadores se nos presenta porque se cancela el fútbol allí, donde teníamos aún a Carrasco, Fellaini y Dembélé. Se veía que había una problemática. Cuando llega a Italia, las consecuencias estaban mucho más cerca. Seguí viajando, pero el último partido fue el Leipzig-Tottenham. A la vuelta de ese se cancelaron todos y abarcó a España. Ahí decidí aislarnos con la familia en Reino Unido y ser más conscientes de la compleja situación de la comunidad. Elegí Inglaterra porque tenemos más cerca a la familia de mi mujer y los grupos de riesgo de la familia en general. Es un aislamiento más cómodo porque es en una zona entre Liverpool y Mánchester, en el norte, en la población de Wigan, a las afueras, muy rural, con sólo 460 habitantes. Aquí aprendí el idioma, el fútbol y la cultura británicas. Gané la FA Cup. La gente me tiene mucho cariño. Fui muy feliz. Son historias que no se olvidan…".