MIGRANTES DEL BALÓN

Manu Bleda: "Esta es la temporada más extraña de toda mi carrera"

El delantero valenciano del Kitchee cuenta a AS cómo está viviendo el tercer parón de la temporada en Hong Kong: "Sentirse seguro es complicado".

bleda manuel kitchee españoles mundo extranjero migrantes del balon
Kitchee Facebook

Hasta hace solo unos días, Hong Kong presumía de ser el primer país que había dado luz verde al regreso del fútbol tras controlar la epidemia provocada por el coronavirus. Sin embargo, un repunte en los casos obligó a su Federación a volver a parar la Premier League. "La gente que regresó de otros países y se saltó la cuarentena volvió a esparcir el virus. Ahora las medidas de contención son mucho más estrictas", valora desde el lugar de los hechos Manuel Bleda, delantero español del Kitchee.

El valenciano define esta como "la temporada más accidentada y extraña de toda su carrera". Todo empezó con normalidad, pero el fútbol de Hong Kong enseguida se vio afectado por las manifestaciones que exigieron la retirada del proyecto de ley de extradición a China. Luego llegó la calma y, de repente, crisis sanitaria. "Con esta ya son tres las veces que se ha suspendido la competición en lo que va de temporada", destaca Manuel Bleda, que detalla las normas a las que se tuvieron que atener durante las dos semanas que duró el fútbol hasta el segundo frenazo por coronavirus: "Antes de cada partido teníamos que rellenar un papel en el que te preguntaban si habías tenido fiebre o algún otro síntoma. También nos tomaban la temperatura. Al vestuario entrábamos a cambiarnos de seis en seis y no podíamos ducharnos. Y los que estaban en el banquillo tenían que llevar mascarilla".

Ahora solo queda esperar "y tomar las mayores precauciones posibles". "Sentirse seguro en medio de una pandemia es muy complicado", valora Bleda, quien vive la situación de España "con preocupación porque toda mi familia y amigos están allí": "Cuando todo empezó avisé, pero no me tomaron en serio porque tampoco las autoridades españolas lo hicieron. Es algo que no entiendo y ver que muere gente y que podría llegar el momento en el que los médicos tengan que elegir quién vive y quién muere me da mucha tristeza". El delantero valenciano del Kitchee valora el trabajo del personal sanitario y espera que pronto tengan todos los medios necesarios para combatir el virus.

Aunque se haya dado un repunte en los casos, Hong Kong vive la crisis sanitaria con "relativa normalidad". "Cuando llegué al país en 2016 veía extrañas sus costumbres, pero me he dado cuenta de que el raro era yo. Tienen un elevado nivel de conciencia y son muy precavidos: a la mínima amenaza lo cierran todo", descubre Bleda, quien disfruta aún de libertad de movimientos: "De momento no nos han impuesto aislamiento, pero prefiero estar en casa. Entreno y salgo a correr porque, aunque no sea lo mismo que ejercitarse con el equipo, hay que mantenerse en forma".