REAL VALLADOLID

Los videojuegos triunfan entre la plantilla del Pucela

Son el entretenimiento favorito durante la cuarentena, que acompaña el trabajo programado por los servicios médicos y el cuerpo técnico del club.

Los videojuegos triunfan entre la plantilla del Pucela.
Parker DIARIO AS

A lo largo de estos primeros días de confinamiento, el Real Valladolid ha mostrado a través de sus redes sociales cuál es la rutina que llevan a cabo sus jugadores durante el confinamiento. Además de los trabajos programados por los servicios médicos y por el cuerpo técnico, esta situación atípica permite mucho ocio, y entre buena parte de los futbolistas los videojuegos son los reyes.

Pedro Porro así lo demostró participando en LaLiga Challenge, después de ganar en un torneo interno a varios de sus compañeros. Sin embargo, han sido más los que han reconocido que este está siendo uno de sus pasatiempos predilectos, tal y como se ha podido comprobar en los vídeos publicados en los canales oficiales del club. Jugadores como Nacho o como Joaquín matan parte de su tiempo libre de esta manera, mediante juegos en la consola o, como el andaluz, también en el ordenador.

No es la única manera de pasar el rato por la que apuestan, no obstante, puesto que la lectura también está presente o, en el caso de Nacho, también la cocina. Las mascotas, siempre fieles compañeras, ayudan al esparcimiento en estos días, como también la posibilidad de disfrutar de sus familias aquellos que las tienen cerca. Es el caso de Carnero, que, a pesar de lo atípico, pudo estar con su hijo por el día del padre.

Las redes sociales personales de los futbolistas son también importantes, en el día a día, pero más ahora. Fede San Emeterio, que cumplió años hace unos días, no pudo pasarlo con los suyos, pero al menos sí pudo aprovechar esta vía para conectarse con ellos. Los diferentes retos que han invadido Twitter e Instagram, principalmente, se han acompañado de comunicaciones en directo con sus seguidores de jugadores como el propio Porro o como Toni, que compartió pantalla hace unos días con Sergio Encinas, cómico vallisoletano.

Prueba todo esto la normalidad de los futbolistas, que se seguirán entrenando por el momento de manera individualizada, siguiendo los parámetros impuestos por el cuerpo técnico, después de que el Real Valladolid les proporcionara material físico para poder desarrollar las sesiones puestas a su disposición, con el fin de perder el menor tono físico posible mientras dura el estado de alarma.