VALENCIA / LOS PROTAGONISTAS DEL CENTENARIO

Rodrigo y sus goles eternos

El Valencia cerró el miércoles 18 de marzo el año de su Centenario y AS hace un repaso a varios de los protagonistas que han marcado su efeméride.

Celebración de uno de los goles de Rodrigo al Getafe en Copa del Rey.
Kai Försterling EFE

Rodrigo Moreno seguramente no pasará a la historia del Valencia por su número de goles. Sus 57 dianas en los 214 partidos que lleva con la elástica están muy lejos de los guarismos de míticos ‘killers’ como Mundo (265), Waldo (160) Kempes (149), Fernando (142) o David Villa (129). Pero Rodrigo, que todo sea dicho está a solo tres goles de entrar en el Top-30 de goleadores (Valdez, 60), tendrá su espacio en la historia del año del Centenario por sus goles eternos.

Los goles con historia que a lo largo del año del Centenario marcó Rodrigo no fueron ni uno ni dos sino hasta nueve, aunque tres de ellos estarán seguro por siempre en el imaginario colectivo de quienes estuvieron en Mestalla la noche del 29 de enero de 2019. Ese partido contra el Getafe en los cuartos de final de la Copa del Rey significó un antes y un después en el año deportivo y seguramente también social del Valencia.

Los goles eternos de Rodrigo en el Centenario

FC Barcelona: Rodrigo marcó el que era el 0-2 a favor del Valencia en la final de Copa del Rey contra el Barcelona. Ese gol, a la postre y tras el que anotó Leo Messi, le permitió al conjunto de Marcelino proclamarse campeón de Copa del Rey.

Diakhaby, Guedes, Rodrigo, Mina y Gayà.

Real Valladolid: El Valencia visitaba al Real Valladolid en la última jornada de Liga. Necesitaba la victoria para asegurarse plaza en la Liga de Campeones. Carlos Soler adelantó a los blanquinegros y Rodrigo anotó el 0-2 de la tranquilidad en el minuto 52.

Real Betis: El 28 de febrero de 2019 el Valencia se aseguraba el billete para la final de Copa del Rey que se disputaría el 25 de mayo en Sevilla. Un gol de Rodrigo en el partido de vuelta disputado en Mestalla aumentaba la renta que traía el equipo de Marcelino de la ida en el Benito Villamarín, donde empataron a dos.

Getafe: Posiblemente el partido, junto a la final de Copa del Rey y el Partido de Leyendas, que da sentido y magia a lo que fue el Centenario del Valencia. Rodrigo, en su primer y único hat-trick hasta la fecha con la camiseta del Valencia, hizo enloquecer Mestalla con sus goles en los minutos 61’, 92’ y 93’.

Celta de Vigo: Quizás los goles en Balaídos de Ferran (1-1, minuto 71) y Rodrigo (1-2, minuto 84) no vayan a permanecer eternamente en la memoria de los aficionados, aunque la relevancia que tuvieron en su momento fue mayúscula. El futuro de Marcelino pendía de un hilo en esas semanas de enero (el partido se jugó el día 19) y el triunfo contra el Celta calmó las aguas.

Chelsea FC: El Valencia nunca había ganado en Stamford Bridge y un gol de Rodrigo tras asistencia de Parejo rompió la racha. La victoria en ese partido, el segundo de Albert Celades como entrenador del Valencia, contribuyó para suavizar al menos deportivamente la crisis que se generó a raíz del despido de Marcelino.

Ajax de Ámsterdam: El Valencia profanaba el Johan Cruyff Arena en la última jornada de la liguilla de la Champions con un gol de Rodrigo tras asistencia de Ferran. Ese gol clasificaba al Valencia siete años después para los octavos de final de la máxima competición continental.

Rodrigo, en las dos temporadas que se disputaron durante el año natual del Centenario del Valencia, fue también protagonista por sus tres traspasos frustrados.

En el verano de 2018 estuvo cerca de irse con Julen Lopetegui al Real Madrid, en el verano de 2019 Peter Lim llegó a un acuerdo con el Atlético de Madrid (que no se llegó a concretar porque el club rojiblanco no logró recaudar los 60 millones que exigía el dueño blanquinegro) y en enero de 2020 el Barcelona y el Valencia también negociaron por el internacional español, aunque como en el caso del Atlético de Madrid, sin los 60 millones que exigía Lim para la venta del delantero.

La negociación veraniega con el Atlético de Madrid, realizada por la propiedad a espaldas de Mateu Alemany y Marcelino, fue uno de los focos de distanciamiento (no el único ni el primero) que causó o aceleró la salida del balear y el asturiano de la entidad de Mestalla.