VALENCIA / LOS PROTAGONISTAS DEL CENTENARIO

Marcelino, el entrenador que hizo campeón al Valencia de Lim

El Valencia cierra este 18 de marzo su Centenario y AS hace un repaso a varios protagonistas que marcaron una efeméride con dos caras tanto en lo social como en lo deportivo.

Marcelino, manteado por sus futbolistas.
Alberto Iranzo. DIARIO AS

Marcelino García Toral (Villaviciosa, 1965) entró en la historia del Valencia en el año de su Centenario. El asturiano incluyó su nombre junto al de leyendas como Ramón Encinas, Cubells, Pasarín, Di Stéfano, Ranieri, Mundo Pasiego, Balmanya, Scopelli, Cúper o Rafa Benítez, entrenadores que en alguna ocasión desde 1919 hicieron al Valencia campeón de alguno de los 22 títulos que tiene en su palmarés. Marcelino rompía el 25 de mayo ‘la maldición de Koeman’, último entrenador con el que el Valencia levantó la Copa del Rey en 2008 en el Vicente Calderón y que predijo que el club estaría muchos años sin conquistar otro título.

Marcelino forma parte de la historia del Centenario del Valencia por la Copa que conquistó y también por su adiós; por su química con el vestuario y por sus éxitos deportivos (cuarto en Liga y semifinalista de Europa League, además de campeón de Copa). Entre las muchas imágenes que deja para el recuerdo la temporada del Centenario, los abrazos de Parejo y Rodrigo al entrenador cuando más cuestionaba estaba por los resultados del equipo. Porque lo estuvo.

FUTBOL 18/19Abrazos de Parejo y Rodrigo.

La continuidad de Marcelino corrió peligro en enero, cuando el equipo no salía de una crisis de resultados que poco tenía que ver con sus sensaciones y, sobre todo, con la unión que reinaba en el vestuario. Pero Marcelino logró pasar el corte gracias al apoyo del director general Mateu Alemany, un tándem por el que siguió apostando Peter Lim cuando llamó a capítulo en enero de 2019 a Anil Murthy y Alemany a Singapur. Al menos así fue hasta final de temporada.

El Valencia de Marcelino, gracias a su andar en la Copa del Rey, con noches inolvidables como la del partido de vuelta contra el Getafe, recuperó la autoestima y, sobre todo, el acierto de cara el gol, un lastre que le acompañó al principio de curso y que le hizo que fuera el resto de temporada a remolque. Pero el equipo del asturiano hizo honor a uno de los lemas del Centenario y siempre soñó que no tenía techo. Fue así como logró escalar posiciones en Liga hasta ponerse cuarto en la penúltima jornada y como afrontó la final de Copa de Sevilla contra el Barcelona de Messi, un equipo que mentalmente venía marcado por el varapalo que se había llevado semanas antes contra el Liverpool en Champions y que acababa de ganar la Liga. Nunca, hasta ese día, Marcelino le había ganado al Barcelona. El resultado final, 2-1.

Marcelino logró en Sevilla su primer título como entrenador profesional tras más de 700 partidos en la élite. Marcelino, persona que tiene sus manías y peculiaridades como cualquiera, se había ganado el corazón de la mayoría del valencianismo por su entrega y profesionalidad. Así la afición coreó con pasión su nombre en la mayúscula celebración del título en Mestalla, donde se congregaron 50.000 personas, a las que hay que sumar los miles que salieron a las calles al paso del autobús.

FUTBOL 18/19Marcelino, en Sevilla, festejando el título con Kondogbia.

Sin embargo, llegados a los últimos días del Centenario del Valencia, que cumplirá este miércoles 18 de marzo de 2020 los 101 años, toca recordar que Marcelino fue también protagonista durante el año por su sorprendente salida del club. Tras un verano extraño, de evidentes síntomas de falta de comunicación (o cortocircuitos) entre Singapur y Mestalla, con viajes de ida y vuelta para reunirse con Lim que nada solucionaban; con expresiones atrevidas (“cangrejo”); con propuestas tumbadas (Denis Suárez, Raphina, Laguardia…); fichajes sorpresa (Thierry Correia); y negociaciones ocultas (Rodrigo Moreno), a una semana vista de empezar la liguilla de la Champions, Lim fulminó a Marcelino, el entrenador que le hizo campeón por primera vez.