REAL MADRID

Jovic, entre el misterio y los líos

La temporada del delantero serbio está siendo para olvidar: desconectado, con mal fario en el campo (sólo dos goles en 770 minutos) y con varias polémicas a sus espaldas.

Luka Jovic está protagonizando en el Real Madrid más líos y problemas que celebraciones de goles. El serbio, fichado el pasado verano a precio de gran delantero pero más proyección (60 millones de euros) para que diera relevos a Benzema, lleva una temporada caminando entre la desconexión en el campo, ofreciendo una sensación de incomodidad en el juego del equipo de Zidane (sólo dos goles en 770 minutos), las críticas y las polémicas. La última, esta semana, cuando se saltó la cuarentena decretada por el Real Madrid tras el positivo de Thompkins en el test del coronavirus y viajó a su país. Según los medios locales, se le vio por las calles de Belgrado celebrando el cumpleaños de su novia. Un comportamiento que motivado una ola de críticas en Serbia.

Allí, la figura del delantero blanco está en la diana desde que hace meses tuviera un rifirrafe con su seleccionador, Ljubisa Tumbakovic. El divorcio entre ambos es un hecho desde el parón FIFA del pasado mes de septiembre. Jovic fue convocado con Serbia. En el primer partido, ante Portugal, el técnico le dejó en el banquillo y entró cuando sólo faltaban tres minutos. Para el partido siguiente, ante Luxemburgo, el jugador alegó una lesión y fue liberado, pero tan sólo cuatro días después jugó con el Madrid ante el Levante (los siete minutos finales). A Tumbakovic no le gustó la actitud del madridista y en las últimas listas le descartó. El técnico relató así el distanciamiento: "Yo cuido a cada jugador para que saque lo máximo con el equipo nacional de Serbia. Y nunca he renunciado a ninguno. Uno de los que se ha alejado de la selección es Luka Jovic. Y la verdad es solo una. No existe ningún conflicto entre Luka Jovic y yo. El problema de Luka Jovic es Luka Jovic. De repente ese jugador abandonó los entrenamientos, no contestaba. Como entrenador, siempre contaré con un jugador de esa clase porque no sería profesional por mi parte no pensar en él. Pero es él quien tiene que convencernos a nosotros, a los medios, a los aficionados, a la gente de la Federación y a mí como su seleccionador, de que está preparado y responsable. Él no ha dado ningún paso en ese sentido". Este conflicto ha erosionado la imagen de Jovic, señalado también en su país en los últimos meses por su vida extradeportiva…

En el Madrid, su situación no es mejor a pesar de que Zidane llegó a sacar el escudo para defenderlo. Pero su temporada está siendo decepcionante. Un misterio. Nada que ver con su fulgurante campaña pasada, cuando a estas alturas llevaba 22 goles con el Eintracht, uno cada 104 minutos, con un repóquer al Fortuna Düsseldorf incluido. Jovic está aún por encontrarse en el Real Madrid. Lleva sólo dos tantos en 770’ (uno cada 385’) y muchos obstáculos: la falta de adaptación al juego del equipo y de dominio del castellano, la mala suerte (ha rematado dos veces al palo) y el VAR (dos goles anulados por fuera de juego). Y ya ha escuchado los silbidos del Bernabéu. "El público era muy duro", llegó a decir después de ‘liberarse’ con un gol al Leganés. Zidane, para enchufarle, le ha echado varios cables. En privado y en público. "Es el futuro, tiene 21 años, va a meter muchos goles y es muy bueno. Hay que tener paciencia", dijo en conferencia de prensa. Una paciencia que parece que el técnico está perdiendo: le dejó fuera de la lista los tres últimos partidos de Liga, incluido el Clásico donde sí convocó al ‘olvidado’ Mariano. Un delantero, el hispano dominicano, que pone más sangre y dinamita (salió un minuto ante el Barça y metió un gol…) que el serbio, metido en su caparazón y cuya figura empieza a generar controversia. Este túnel en el que se encuentra Jovic ha empezado a llamar la atención en Europa. Varios clubes, entre ellos, como contó AS, el Nápoles, han preguntado por su futuro. La primera opción de Jovic sigue siendo triunfar de en el Madrid, pero son varios los equipos que han reactivado su interés por si ese objetivo no es posible…