CRISIS DEL CORONAVIRUS

El teletrabajo del futbolista: cardio, musculación y prevención

La Asociación Española de Preparadores Físicos de Fútbol ha preparado un documento estandarizado sobre cómo deben ejercitarse los jugadores en cuarentena.

Vinicius trabaja en su domicilio durante la cuarentena del Real Madrid.

La Asociación Española de Preparadores Físicos de Fútbol (APF) se ha encontrado con un aluvión de consultas relativas a cómo deben trabajar los jugadores en sus domicilios mientras duren los periodos de cuarentena que varios clubes han implantado a raíz de la aparición de casos de coronavirus. Luis Casáis, vocal de APF y preparador físico del Rostov ruso, ha preparado un plan estandarizado, dividido en tres partes, en el que todos los jugadores pueden apoyarse.

"Esta situación, sobrevenida y evidentemente no deseable, puede sin embargo tratar de normalizarse. No es una situación inhabitual para los futbolistas, están acostumbrados a realizar trabajos similares cuando acaba la competición, con los llamados planes de vacaciones, previos a incorporarse para las pretemporadas. Con ellos no se mantendrá el estado de forma (que requiere un trabajo de campo y específico inexcusable), pero sí el tono físico general, que hará relativamente sencillo retomar la actividad competiva en pocos días", comenta Casáis.

El plan diseñado por la APF arranca con trabajo cardiovascular y metabólico (cintas de correr, bicicletas estáticas, elípticas), orientado a mantener la resistencia y a regular un posible aumento de peso (se recomienda reducir la ingesta de alimentos habitual, al ser el gasto diario de calorías también menor). No se trata de carrera continua, más habitual en el trabajo de verano, sino de series con cambios de intensidad, sprints, etc; luego, trabajo muscular, con el propio peso o con materiales sencillos (tobilleras lastradas, gomas, pesas...); y por último, prevención de lesiones, con ejercicios de flexibilidad y movilidad en zonas sensibles, tobillos y rodillas, principalmente, además de en grupos musculares en los que cada jugador, particularmente, pueda tener problemas recurrentes.