VALENCIA

Gameiro y el último doblete en vano en Europa

El francés anotó dos tantos que de bien poco le sirvieron a su equipo en el intento de remontada, lo mismo que sucedió el año pasado ante el Arsenal.

Gameiro y el último doblete en vano en Europa

Quizás una de las pocas buenas noticias que se pueden sacar del encuentro en Mestalla de ayer, es la confirmación de que Kevin Gameiro vuelve a estar en un buen estado de forma. El galo anotó un doblete que dio esperanza a su equipo por partida doble, el primero porque supuso el empate cuando todavía restaban 70 minutos por jugarse y el segundo, más agónico, porque revivió a sus compañeros tras el descanso.

No obstante, de poco o nada sirvieron a nivel real los goles del delantero. Los errores de Diakhaby y la inspiración de Ilicic acabaron pronto con los de Celades. Así, Kevin Gameiro volvió a experimentar por segundo año consecutivo la sensación de ganarse una noche de gloria a base de goles, pero que los mismos no fueran suficiente como para remontar y él alzarse como héroe del encuentro.

Así ocurrió el curso pasado frente al Arsenal de Unai Emery, cuando el ex del Atlético de Madrid batió la meta inglesa apenas a los 11 minutos de juego emocionando así al gentío. Sin embargo, las esperanzas de los 45 mil aficionados (aquel día sí los había), se tambalearon 8 minutos después cuando Abuameyang puso el empate, cayeron cuando Lacazette puso el 1-2, y pese a que Gameiro puso el 2-2, el encuentro acabó 2-4.

Afianzamiento

El Valencia ha pasado de escuchar ofertas por Gameiro en el mercado invernal, a agarrarse a él para tratar de cumplir los objetivos. No es ningún secreto que Maxi le había comido la tostada de la titularidad, pero también por otra parte, el cuerpo técnico siempre había valorado muy bien al francés.

Ahora, tras la lesión de Maxi, Kevin vuelve a estar inspirado (suma tres goles en los tres últimos partidos) y su afianzamiento será clave de aquí a final de temporada si el equipo che quiere tratar de luchar por la Champions.