COPA LIBERTADORES

De John Yawson a Adebayor: africanos que han jugado la Copa Libertadores

Emmanuel Adebayor debuta en la Copa Libertadores como flamante nuevo fichaje de Olimpia. Repasamos todos los africanos que han disputado la competición.

De Jhon Yawson a Adebayor: todos los africanos que han jugado la Copa Libertadores

Vuelve la Copa Libertadores y con ella, la magia que envuelve una de las competiciones más especiales del mundo. Hay muchos jugadores a destacar en esta nueva edición del torneo, pero habrá uno que acaparará todas las miradas: Emmanuel Adebayor. El fichaje del veterano delantero togolés por Olimpia ha causado un auténtico revuelo en Sudamérica y nadie quiere perderse su debut frente a Delfín. La presencia del africano en Sudamérica cobra importancia por lo exótico, no es habitual, pero tampoco es el primero. Y gracias a su llegada se puede continuar con la ventana África - Sudamérica, que se abrió en 1981. A continuación, repasamos todos los jugadores africanos que han disputado la Copa Libertadores.

El pionero fue John Yawson. El jugador ghanés se había proclamado campeón de la Copa África en 1980 con su selección. Llegó a Peñarol de la mano de su presidente Washington Cataldi, que se desplazó al continente africano en busca de algunos jugadores. Junto a Yawson llegaron los sudafricanos Abednigo “Shaka” Ngcobo y Ace Knomo, pero no llegaron a disputar la Copa Libertadores. En 1981, el extremo ghanés se estrenó en la competición más importante de Sudamérica con los colores del conjunto uruguayo y llegó hasta las semifinales, donde fue eliminado de forma sorpresiva por Cobreloa.

El segundo africano que jugó la Libertadores tiene una historia particular. Adriano Tomás Custódio Mendes, natural de Cabo Verde, es el primer y único jugador africano que ha disputado el torneo habiendo salido de la cantera de un equipo sudamericano. El caboverdiano, que llegó a Argentina siendo un niño, se formó en las categorías inferiores de Estudiantes de La Plata y debutó en la Copa en 1984 contra Independiente de Avellaneda. Cuatro años más tarde, volvió a jugar Libertadores, esta vez con la camiseta de Cerro Porteño.

Tuvieron que pasar otros cinco años para volver a ver a un africano en la Libertadores. En 1993, Caracas debutó en la competición y lo hizo con Ibrahim Salisu en sus filas. El ghanés se convirtió en uno de los iconos del equipo venezolano, en el que permaneció hasta el año 2000.

Cyrille Makanaky pasó dos etapas de su trayectoria en Barcelona SC, pero no fue hasta la segunda de ellas cuando jugó Copa Libertadores. El volante camerunés, recordado por los aficionados españoles tras su paso por Málaga y Villarreal (polémicas nocturnas incluidas) y destacado en el Mundial de Italia '90, llegó hasta cuartos de final de la competición con el conjunto de Guayaquil en 1996.

Otro nombre que sonará mucho en España es el de Thomas N'kono, histórico portero camerunés del Espanyol (ahora entrenador de arqueros) y descubridor de Carlos Kameni. Disputó con Bolívar la Copa Libertadores 1997, con 40 años y después de haber sido buque insignia de Camérun en tres mundiales (1982, 1986 y 1990). Los bolivianos cayeron en cuartos de final contra Sporting Cristal.

Precisamente en el equipo peruano estaba Prince Amoako, el jugador africano que más lejos ha llegado en la competición. El ghanés marcó el 3-0 definitivo de Cristal a N'kono y consiguió llegar hasta la final de aquella edición, consagrándose como la gran revelación del torneo de la mano de Segio Markarián. En la final, perdieron contra Cruzeiro. Amoako sólo disputó la vuelta, pero dejó huella en Perú.

También en la edición de 1997 encontramos a Geremi Njitap, de Cerro Porteño. El conjunto paraguayo no pudo pasar de la fase grupal. El camerunés pasó después por las filas de Real Madrid y Chelsea, entre otros.

Otro de los africanos más destacados que ha jugado la competición más importante de Sudamérica es Pierre Webó, de sobra conocido por la afición de Osasuna. El camerunés jugó la Copa Libertadores 2002 con Nacional, uno de sus primeros equipos como jugador profesional. Allí, contribuyó a que su equipo se proclamara campeón de Uruguay en tres ocasiones y llegó hasta los cuartos de final de la Copa. También jugó en el conjunto uruguayo Benoît Angbwa, defensa camerunés que aún sigue en activo.

Joel Tagueu era el último africano que había jugado la Libertadores hasta la llegada de Adebayor. El delantero camerunés llegó a Brasil con tan sólo 16 años y fue pasando por diferentes equipos del país antes de fichar con Cruzeiro, con quien disputó la edición de la Copa de 2017 (sólo jugó dos partidos).

Adebayor no estará "solo" en su andadura por la Copa Libertadores. Además del exjugador del Real Madrid, hay otro africano que también jugará la competición y que forma parte de Delfín, encuadrado en el mismo grupo que Olimpia. Se trata de Niko Kata, mediocentro nacido en Barcelona internacional por Guinea Ecuatorial. Kata, que también puede jugar como central, llegó al conjunto cetáceo procedente del Real Unión.

Tanto Adebayor como Kata esperan con ansia su debut en la Copa Libertadores. El togolés y el guineano se verán las caras este miércoles en el estadio Jocay de Manta, donde escribirán una nueva página del fútbol africano en Sudamérica.