VALENCIA

Murthy y César se reúnen con los capitanes para "cerrar filas"

El presidente y el Director de Fútbol recalcan a los capitanes, tras las críticas de Parejo, que el club hará un esfuerzo para reforzar el centro de la defensa; Feddal, principal candidato.

César y Anil Murthy, en Paterna.
D

Anil Murthy y César Sánchez, presidente y Director de Fútbol del Valencia, se han reunido a la conclusión del entrenamiento con los capitanes del equipo: Parejo, Rodrigo, Gayà, Jaume y Kondogbia. La cita, desvelada por Cope, ha sido a petición de los propios dirigentes y según ha podido confirmar AS sin otro fin que mostrarle al vestuario "confianza" y "cerrar filas" tras los últimos tropiezos en Liga, Copa y Champions.

Anil Murthy y César Sánchez, además, les han transmitido que el club hará el esfuerzo que pedía Parejo para reforzar el centro de la zaga tras la lesión de Ezequiel Garay. El primer y principal candidato para suplir al argentino es el bético Feddal, con quien el Valencia tiene un acuerdo y por el que se mantiene abierta una negociación con el Betis, que será el próximo rival de los blanquinegros, lo que implica que el fichaje no se cerraría hasta después de ese duelo.

El presidente y el Director de Fútbol acudieron a la Ciudad Deportiva y se vieron con los capitanes tras el entrenamiento, en el que cual ya participaron Rodrigo y Gabriel Paulista. Según fuentes del club blanquingro, la reunión ha transcurrido en un "tono positivo" y en ella los dirigentes han querido recalcar su confianza en el vestuario para revertir la situación y pelear por los objetivos, que principalmente es la clasificación para la próxima edición de la Champions League.

Las palabras de Parejo a la conclusión del partido contra la Real Sociedad han tenido su efecto y el club parece dispuesto a realizar una inversión en un central que le de resultado inmediato al equipo, algo por lo que no estaba por la labor el presidente hace unos días. Murthy era partidario de solo hacer un fichaje si la inversión a medio plazo era rentable, de ahí que César solo pudiera buscar un central en calidad de cedido. Pero los últimos resultados y la sensación que reinaba en el vestuario de que el club era reacio a hacer un esfuerzo pese a la peculiar situación en el centro de la zaga, habría cambiado el pensamiento.