NÁPOLES - BARCELONA

El Barça se enfrentará a un San Paolo a medias

No habrá todo vendido: todavía hay entradas en casi todos los sectores. Habrá huelga por los precios, los más altos en la historia del club.

San Paolo no se llenará para la visita del Barcelona.
CIRO FUSCO EFE

A pesar de la enorme ilusión para la llegada de Leo Messi, en el San Paolo esta noche no se colgará el cartel de todo vendido. Es más: a tres horas del saque de inicio, las entradas vendidas están muy lejos de las cifras del partido con el Real Madrid de hace tres años. Según los últimos rumores, serán alrededor de 42.000 los tifosi que acudirán a Fuorigrotta, casi 15.000 personas menos de las que llenaron el estadio para el enfrentamiento del Real Madrid de 2017.

Esta tarde todavía están disponibles entradas en todos los sectores del campo menos las dos Curvas superiores. Los precios de los tickets, los más caros en la historia del club han pasado factura y harán que, además, el ambiente del estadio esté a medias. Los ultras de la Curva B, los que hicieron famoso en todo el mundo el cántico "un giorno all'improvviso", anunciaron con un comunicado que renunciaron al evento por unos precios "que parecen un castigo a la ciudad".