REAL MADRID

El Madrid se queda sin ataque

Desde que se fue Cristiano el Madrid ha perdido claramente la referencia y la estadística indica que empieza a tener un problema de difícil solución.

La mayoría de los datos que hablan de la sequía goleadora del Madrid hacen referencia a la ausencia de Cristiano, el hombre de los 450 goles en 438 partidos. El Madrid no ha podido marcar en 21 de los 93 partidos oficiales (el 23%) que ha jugado desde que se fue el portugués. Con Cristiano sobre el campo, en cambio, se quedó sin marcar sólo en 36 de 438 partidos oficiales (el 8%). Sin Cristiano no hay paraíso.

En la última jornada se dio un curioso sorpaso. Antes de que se disputara el Madrid era el máximo goleador histórico de la competición. Después de ella y de los cinco goles del Barça al Eibar, el Barcelona pasa a los blancos. Lleva marcados 6.151 goles por los 6.150 del equipo blanco. Y vuelve a surgir el nombre de Cristiano. Cuando el portugués se fue el Madrid iba 42 goles por delante. Esa ventaja se ha esfumado en 62 partidos sin CR7. Y esos son, 42 tantos, justamente los que Cristiano ha marcado desde que se fue.

Zidane está sufriendo la ausencia del portugués. Pareció intuir lo que iba a ocurrir sin él en el equipo cuando se fue al tiempo que Cristiano. Pero volvió para salvar al Madrid y se ha encontrado con una cruda realidad: en su primera etapa en el banquillo su equipo se quedó sin marcar en 9 de 149 encuentros (espectacular). En esta segunda etapa, su equipo no ha marcado en 11 de 47 encuentros (mediocre).

Esta temporada.

Volviendo a la actualidad, las estadísticas revelan la impotencia en ataque que sufre el equipo. La primera consecuencia es que tiende a abusar de los centros laterales como solución (precipitada) de urgencia. Ante el Levante, Marcelo y Carvajal metieron 33 centros. Es el cuarto mejor registro de la temporada. Y lo curioso es que hay una relación inversamente proporcional al número de centros y victorias conseguidas. En el top 5 de esta clasificación no hay ninguna victoria: Celta (2-2), Athletic (0-0), Real Sociedad (3-4), Levante (ayer, 1-0) y Atlético en Supercopa (0-0).

Jovic, de safari.

El máximo anotador de este Madrid es Benzema (18). Y tras él sólo aparece una ristra de centrocampistas entre los que se cuela Ramos (7). Son Rodrygo (7), Kroos y Modric (5) y Casemiro (4). Jovic, el delantero que el Madrid fichó como refuerzo por 60 millones, sólo ha sido capaz de hacer dos tantos. El día del partido ante el Levante, por la mañana, estaba de visita en el Safari Park, fotografiándose con muflones, porque Zidane le había dejado fuera d ela lista, como a Bale, porque había tenido una gastroenteritis que le impidió realizar un entrenamiento de la semana.

La temporada del doblete, la 16-17, el Madrid promedió 2,8 goles por partidos, casi tres. En esta campaña está claramente por debajo de marcar un tanto por encuentro. Está necesitando realizar 6,8 remates para marcar cada gol. La pasada campaña, aún sin Cristiano, necesitó 6,9. Con el portugués nunca llegó a necesitar más de seis excepto en su primera temporada. Sin Cristiano, no hay paraíso.