BARCELONA-EIBAR

Messi rompe con un póker una sequía de 388' y es más Pichichi

Llevaba sin marcar desde el debut oficial de Setién contra el Granada. Una genialidad rompió su racha y luego la amplió con dos goles antes del descanso. Hat-trick número 36.

Es insultante cómo Messi gobierna LaLiga desde hace más de una década. Después de estar 388 minutos sin marcar (desde su gol contra el Granada en el minuto 76 y cuatro jornadas seco ante Valencia, Levante, Betis y Getafe), antes del cuarto de hora se inventó una maravilla ante Dmitrovic, caño anterior incluido.

No era lo único que tenía reservado el argentino antes del descanso. Hizo tres goles más y aplacó los ánimos del Camp Nou. Messi, además, acelerar la carrera para el Pichichi. Ya suma 18 goles y está cerca de romper el empate con Zarra, que como el argentino logró seis torneos de máximo goleador del campeonato.

Messi llega con moral para Nápoles pese a no estar en el mejor momento físico. El argentino juega con molestias pero su compromiso con el club, ejemplificado en la entrevista a Mundo Deportivo esta semana, le empujó a solventar una papeleta difícil para el equipo y para Bartomeu. En vísperas del Clásico, en el que lleva temporada y media sin hacer un gol, un póker que además es la 36ª vez que logra un hat-trick en de su carrera y le acerca a ese séptimo trofeo de máximo goleador de LaLiga.