FRANCIA

Renato Sanches y su fichaje fallido por el PSG

El portugués narra en una entrevista en L'Equipe su llegada frustrada al conjunto parisino. "Mi agente me dijo que me iba a París. Preparé las maletas y Kovac me dijo: "¡No te vas!"

Renato Sanches y su fichaje fallido por el PSG
MIGUEL VIDAL REUTERS

Renato Sanches está acercándose a lo que un día fue en el Benfica en esta nueva etapa en Lille. El portugués, que ha vivido una etapa dura entre Múnich y Swansea tras dejar Lisboa, quiere reencontrarse con su mejor fútbol para volver a vestir la camiseta de la selección este verano. El centrocampista explica como ha vivido estos años, su 'renacimiento', como fue su infancia en Lisboa y su fichaje frustrado por el PSG. 

Sus declaraciones completas en L'Equipe

Ser titular: "Me siento feliz. Todos queremos jugar. Se que tengo talento pero tengo que demostrarlo. Ahora mismo me siento bien".

Expectativas: "No creo que haya sufrido. Cuando salí de Portugal fue difícil. No estaba preparado y no pude hacer frente al desafío. Después de un año, cambié mi mentalidad y mi cuerpo se adaptó para el fútbol alemán pero no tuve la oportunidad que merecía. Todo queda en el pasado. Ahora, quiero demostrar que soy un buen jugador".

Swansea: "Estuve lesionado. No pude entrenar. No me sentía motivado. Me lesioné tres veces. No estaba bien, mi pierna no estaba bien. Yo, normalmente, estoy fuerte pero, en ese momento, no sentía nada. Sólo sentía que nada iba bien".

Su fichaje frustrado por el PSG: "Hablé con Antero Henrique (exdirector deportivo del PSG), que había hablado con Mendes, mi agente. Todo estaba listo. Estaba cenando en un restaurante y mi agente me dijo: "Mañana vuelas a París". Le dije que si, me fui a casa y preparé las maletas. Al día siguiente fui a entrenar y Niko Kovac me dijo: "¡No te vas!". Me quedé y no jugué esa semana. La siguiente, me puso cinco minutos. Veía como perdía mi sitio en la selección y algunas de mis cualidades. Hasta mis compañeros me preguntaban porque no jugaba porque era de los mejores en el entreno. Hasta Sule lo dijo en una entrevista. Y pasó lo mismo el verano pasado..."

Bayern y salida al LOSC Lille: "Estaba listo para jugar en el Bayern. Lo sabía el presidente, el entrenador... Múnich era mi hogar pero como vi que nada cambiaba, hablé con Jose Fonte y con Luis Campos (directivo del Lille). Nos conocimos en Lisboa de vacaciones. Mi agente me trajo otras ofertas pero confíe en el Lille. Tenía buenas vibraciones. No es un club pequeño y si juegas bien, te lo van a reconocer. Sólo quería jugar y ser feliz de nuevo".

Eurocopa: "Vine a Lille porque tengo unos objetivos e ir a la Eurocopa es uno de ellos. Quiero estar en todas las listas. No en una y en la siguiente no. Quiero estar en el equipo".

Salir de una mala situación: "Todo eso ya pasó. Ahora es el momento de reivindicarme. Es el momento de demostrar y enseñarle a la gente mi mejor fútbol. Mi familia y la gente que me quiere me ha ayudado mucho. No sólo en el fútbol, es la vida en general".

El papel de su padre: "Siempre saca lo mejor de mí. Me solía decir que no me rindiera. A veces no tienes a nadie que te lo diga y yo lo encuentro en mi familia. Trabajo por mi y por ellos. Eso me hace feliz. Mis dos hermanos pequeños y mi sobrino juegan al fútbol y quiero ser un ejemplo para ellos".

Fútbol de la calle: "Cuando era pequeño jugaba siempre en la calle. Estaba con mi balón todo el rato. Ahora, de vez en cuando, llevo ese fútbol al campo. Así es como aprendí. Tengo un estilo diferente. En Francia también he visto jugadores que lo hacen. Es mi estilo, nací así, soy un tipo diferente. No es especial pero hago cosas distintas de las que hacen otros jugadores".

Batalla constante: "Quiero ganar. Si ganas, obtienes respeto. Cuando juegas en la calle también tienes que ganar. Te apuestas pagar una comida. Es una cuestión de dignidad".

Vivir con la victoria: "Quiero ganar siempre. Por eso me pone nervioso a veces. A las cartas, al UNO, al ping-pong, al billar, en los entrenamientos..."

Crecer en Amadora, afueras de Lisboa: "Cuando era pequeño a veces iba a la escuela y otras no. Me quedaba jugando al fútbol en la calle. Otras veces hicimos cosas estúpidas. Cuando eres joven haces cosas que no se pueden hacer y más cuando naciste en este tipo de barrios. A mi me ayudó a crecer. Algunos amigos han estado en prisión por hacer cosas que no debían... Así es la vida. Tiene sque aprender. Aprendí mucho allí y no es un mal lugar. Cuando vuelvo a Portugal siempre vuelvo a ver a mis amigos de allí. Crecieron conmigo y no les voy a dejar atrás".

Relación con Fernando Santos: "Hablé con él antes de ir al Swansea y me dijo: "Si quieres volver tienes que jugar". Es honesto y siempre te dice todo a la cara. Fui allí y no jugué tanto. Estaba triste porque no iba a ir con la selección pero creo que este año volveré. Trabajaré para ello".

Ser indispensable en la selección: "No se que me haría indispensable. Si marco más goles, si juego bien todos los partidos, me llamará. Cuando marcas y juegas bien cada semana es difícil obviar ese trabajo. De momento, no lo estoy consiguiendo. Quiero hacerlo más a menudo y trabajo para conseguirlo".

Recuerdo cuando acabe su carrera: "Me gustaría que la gente dijera: "Cuando empezó, era bueno, ganó títulos. Tuvo años malos pero volvió más fuerte".

Mejor que nunca: "Me siento mejor jugador cada día".