VALENCIA

El 1x1 del Valencia: 20 minutos no son suficientes en Champions

Los de Mestalla solo reaccionaron tras el tanto de Cheryshev y aunque pudieron recortar distancias, no vieron puerta. La defensa quedó en evidencia.

El 1x1 del Valencia: 20 minutos no son suficientes en Champions
David Gonzalez DIARIO AS

Jaume: Encajó cuatro goles pero evitó otros tantos. Con apenas 5 minutos jugados realizó un paradón antológico a Pasalic en un mano a mano. Poco pudo hacer en los goles salvo en el segundo donde, pese a que fue un tiro muy potente de Ilicic, logró tocarlo pero no pudo blocar.

Gayà: Como toda la zaga, sufrió mucho en defensa. El canterano tuvo que combinar las ayudas a los dos centrales con marcar su banda y eso provocó que Hateboer viera en el carril izquierdo una autopista.

Mangala: Descolocado. El central no encontró buenas sensaciones y no estuvo cómodo en ningún momento del partido. Con la defensa en estático se sintió seguro, pero en las cabalgadas de los italianos no supo dónde colocarse.

Diakhaby: Sin Garay ni Paulista, quiso asumir responsabilidades, pero de nuevo cometió errores individuales. No marcó a Freuler en el tercer tanto y le permitió rematar con total seguridad. Hateboer se lo comió en la carrera en el cuarto tanto.

Wass: Se vio desbordado con las cabalgadas de Papu Gómez. El danés tuvo que bailar con la más fea y además en solitario, dado que Ferran estaba más volcado en ataque y ni Diakhaby ni Mangala se aclararon en las ayudas. Con el equipo volcado en atacar, detuvo un contraataque de los italianos estando él solo contra 3 rivales.

Kondogbia: Intermitente. El francés tuvo momentos en los que sostuvo toda la presión de su equipo desde la medular, pero también minutos de desconexión en los que no pudo coordinarse con la defensa.

Parejo: Director sin protagonismo. El capitán tuvo la batuta de su equipo y trató de explotar las debilidades defensivas de los rivales con balones largos. Y pese a que muchos de ellos encontraron buen destino, ninguno resultó ser decisivo. En muchos momentos estuvo más pendiente de no dejar espacios atrás que de ayudar en zona de tres cuartos y su equipo le echó de menos.

Soler: Derroche físico sin premio para Soler. El canterano se encargó de tapar todos los huecos en el balance defensivo cuando el resto de sus compañeros no bajaban a tiempo y en ataque también tuvo ocasiones peligrosas. Fue el más listo sacando una falta rápido pero el remate de Ferran se marchó al palo. Cerca estuvo de marcar tras un centro del propio Ferran, pero su remate se marchó por la derecha de la portería.

Ferran: Chispazos de magia pero sin continuidad. Tuvo el gol del empate en la primera parte pero su disparo se marchó al palo. En la segunda mitad le puso un balón en bandeja a Maxi, pero el uruguayo no hizo buena su asistencia. También buscó centros a Soler y Cheryshev, pero ningún compañero pudo hacerlos buenos. Se vació en ataque pero quizás le faltó bajar a ayudar a Wass en algunas ocasiones.

Guedes: Lo intentó por todos los medios. Le costó entrar al partido y los zagueros del Atalanta se encargaron de que no se enchufara, prueba de ello fue que en apenas 25 segundos ya había recibido una falta, a los 10 minutos un balonazo y en se marchó al descanso con 5 faltas a favor. Tuvo un remate peligroso, pero su centro-chut se marchó rozando el palo derecho.

Maxi: Fallo lo infallable. Con todo a favor, solo ante la portería, remató al centro cuando todo el equipo ya cantaba el gol. Posteriormente, y tras otro centro de Ferran no atinó a rematar y el balón le pasó entre las piernas. Se le resiste marcar en la Champions y sus goles bien podrían haber valido un mejor resultado.

Cambios

Cheryshev: Entró y beso el santo. Su gol dio aire al Valencia cuando estaba en coma y le permitió disfrutar de sus mejores oportunidades para recortar distancias. Contagió a sus compañeros con la actitud que puso sobre el terreno de juego.

Gameiro: Entró con energía pero le faltaron ocasiones. Sirvió un balón al área en un contraataque, pero no hubo rematador.