VALENCIA

San Siro, un estadio maldito para el Valencia

Los blanquinegros no han podido ganar en sus seis partidos oficiales allí, pese a que es el estadio que más ha visitado en competición europea.

San Siro, un estadio maldito para el Valencia

El Valencia ya tiene la mente puesta en la Champions. Después del partido del viernes, los che afrontan la visita al Atalanta con sensaciones positivas. Y aunque frente al Atlético el equipo de Celades no pudo finiquitar la mala racha contra los de El Cholo, no les vence desde 2014, el miércoles tratarán de romper otra maldición y lograr lo que el club nunca ha logrado en 100 años de historia: ganar en San Siro.

San Siro, o el Giuseppe Meazza, es el estadio en el que más veces ha jugado la entidad blanquinegra cuando ha disputado competiciones europeas. Y pese a las seis visitas al feudo italiano, nunca ha podido volver a Valencia con una victoria. Ni en Champions League, donde ha cosechado dos empates y dos derrotas. Ni en Europa League o Copa de Ferias donde acumula dos empates.

La maldición de San Siro no solo se ha aplicado cuando han jugado frente al Inter o frente al A.C Milán. Los che visitaron el recinto en la final de Champions del 2001 en la inolvidable derrota ante el Bayern de Munich.

El miércoles, volverán a viajar a Milán para no enfrentarse a ninguno de los equipos que lo ocupan habitualmente y pese a que no será un estadio neutral para el Atalanta, los de Bérgamo tampoco jugarán en su casa, ni siquiera en su ciudad.

El reto de ganar fuera en octavos

Además de vencer en un estadio donde nunca han podido, los de la capital del Turia también tienen el reto de romper otra mala racha que se les resiste: vencer como visitante en unos octavos de final de Champions League.

Son siete las ocasiones en las que el Valencia ha podido avanzar la fase de grupos de Liga de Campeones en la historia pero nunca ha podido ganar en la primera eliminatoria en el estadio rival. Ni en París (1-1), ni en Gelsenkirchen (3-1), contra el Schalke, ni en el propio San Siro, frente al Inter de Milán (2-2), los valencianistas han podido imponerse a su rival. De esas tres eliminatorias sólo pasó de ronda en la que jugó ante los italianos.

Además, antes de que existiera la ronda de octavos de final, cuando de la fase de grupos se pasaba directamente a los cuartos, el Valencia tampoco pudo vencer a domicilio en esa primera ronda de eliminatorias. Ni frente al Inter en 2003 (1-0); ni ante el Arsenal en 2001 (2-1); ni cuando se midió a la Lazio un año antes (1-0), ni ante el equipo húngaro Ujpest, en el año 1972 (2-1). Si ganan al Atalanta, los de Celades le quitarán a la entidad valenciana dos losas que le han pesado a lo largo de su centenaria historia y que en solo tres días pueden ser olvidadas para siempre.