UEFA

El Milán tuvo idéntico castigo y pactó con la UEFA: redujo la sanción de dos años a uno

El conjunto lombardo cumple esta temporada la sanción, sin disputar la Europa League, donde el Roma accedió por vía directa, y el Torino, en la previa.

El City lo tiene complicado por más que tenga la posibilidad del TAS. La UEFA lleva unos cuantos años aplicando con severidad el Fair Play Financiero. Primero avisa, luego castiga y al final obliga a cumplirlo. En 2014 ya multó al club citizen y al PSG con 60 millones de euros. En 2018, el TAS levantó una sanción al Milán que castigaba al club rossonero sin jugar la Europa League. Pero, al final, este verano hizo efectiva la sanción y el club italiano está cumpliendo el castigo esta temporada. En un principio la UEFA sancionó con dos temporadas de expulsión del AC Milan, que alcanzó un pacto para cumplir solo un año de los dos (acuerdo que ratificó el TAS). Así el Roma, sexto clasificado en la anterior temporada, accedió directamente a la competición continental (actualmente se medirá al Gent en 1/16), y el Torino, séptimo, disputó las rondas previas (llegó hasta el playoff, donde fue eliminado por el Wolverhampton, rival del Espanyol en 1/16).

Al final ambas partes salieron contentas. El Milán rebajó el castigo y así se pudo centrar, durante la vigente temporada, en clasificarse para Europa en la 2020-21, aunque actualmente ocupa la 10ª posición de la Serie A (a dos puntos de la Europa League y a 10 de la Champions). Y la UEFA, por su parte, mandó un aviso a navegantes. En concreto, al City, que no es la primera al que pone la lupa financiera. Al igual que el Milán. Recordemos que en el verano de 2018, el club italiano fue castigado por incumplimiento de sus obligaciones en el 'juego limpio' financiero durante los periodos de monitorización de 2015-2016-2007 y de 2016-2017-2018. Berlusconi vendió la entidad al chino Yonghong Li en 2017 por 724M€, gracias a un préstamo con altos intereses del fondo norteamericano Elliott por valor de 300M€. Li no cumplió con los pagos y en verano de 2018 el Milán pasó a manos de Paul Elliot. La UEFA insistió con el Fair Play, pese al cambio de dueños, y abrió una investigación de la UEFA este mismo verano. El club lombardo también incumplió la norma en la temporada en la 2018-2019, ya con los norteamericanos al poder. De ahí la sanción que actualmente cumple. 

Otros castigos por incumplir el Fair Play

Inter, Roma, Mónaco, Sporting de Portugal, Besiktas, Krasnodar, Lokomotiv, CSKA de Sofía, Karabukspor y Rostov fueron castigado por la UEFA en mayo de 2015 con el pago de multas y la reducción del número de jugadores inscritos en las competiciones europeas por vulnerar las reglas del Juego Limpio financiero. El Roma pactó un ‘Settlement Agreement’ con la UEFA para que no superase un pasivo total de 30 millones de euros en el trienio 2014-2017. El plazo para cuadrar estas cuentas expiró el 30 de junio de 2017. Para entonces, las pérdidas del Roma fueron de poco más de 42 millones de euros, 14 millones de euros más que el balance anterior debido a la eliminación del Roma en la fase previa de la Champions. El club italiano apenas superó por cinco millones la línea roja definitiva que le había marcado el organismo, que finalmente no le castigó de nuevo. Entre esas ventas estuvo la de Salah por 42 millones de euros al Liverpool.

Precedentes en España con el Málaga y Mallorca

La UEFA echaba al Málaga de Europa en diciembre de 2012 por sus deudas con Hacienda, por valor de 12 millones de euros, y con su plantilla, en torno a nueve millones de la temporada anterior. La cámara de adjudicación del Comité de Control Financiero de Clubes de la UEFA impuso 300.000 euros de multa y añadió un segundo año condicionado al incumplimiento de la normativa del Fair Play Financiero, que finalmente levantó. Por otra parte, en el verano de 2010, la UEFA vetó al Mallorca, inmerso en ley concursal y con 65 millones de euros de deuda, para participar en la Liga Europa como castigo por la mala situación financiera del club balear, la misma sanción que unos meses antes en la misma temporada cumplió con el Portsmouth. La situación económica del Mallorca fue denunciada por el Villarreal (que ocupó su plaza en la Liga Europa) y por el Athletic, que reclamó ante la Federación Española de Fútbol.