REAL MADRID

Bale se entrenó con un vendaje en la mano derecha

El jugador galés apareció así en la sesión del jueves en Valdebebas, pero se ejercitó con normalidad. COPE informó de que sufre un esguince en el meñique.

Nuevo percance para Gareth Bale. El jugador galés del Real Madrid se entrenó este jueves en Valdebebas con un vendaje en el dedo meñique de la mano derecha. Las imágenes ofrecidas en la propia web oficial del club dieron la voz de alarma al respecto. Sin embargo, al jugador ya se le vio con esta dolencia en Pamplona, donde tenía un vendaje en esa misma zona.

La COPE ha informado este jueves de que sufre un esguince. El club explicó a este periódico que eso no le ha impedido ejercitarse con normalidad con sus compañeros en la ciudad deportiva madridista. Esto significa que su presencia el domingo contra el Celta (21:00 horas) no corre peligro. El galés, a priori, podrá estar en el Santiago Bernabéu.

Todo dependerá de lo que decida Zidane. El entrenador francés ha demostrado a lo largo de su trayectoria en los banquillos que no le gusta correr riesgos con jugadores tocados o saliendo de lesión. El atacante de Cardiff fue titular en la última jornada liguera, contra Osasuna. Esos han sido sus únicos minutos, junto con los que disputó contra Unionistas en Copa, desde la Supercopa en Arabia.

Bale suma esta temporada 1.061 minutos. Es el jugador número 14 en cuanto a minutos de la plantilla. La falta de confianza de Zidane y, sobre todo, sus lesiones ("no puede entrenarse cinco días a la semana", dijo su agente a AS recientemente) explican esta circunstancia. Su nueva dolencia, sin embargo, no debería complicarle en exceso. Benzema, de hecho, juega desde hace más de un año con una protección en el mismo dedo por una fractura.