SEVILLA

Lopetegui afronta su peor crisis en el banquillo del Sevilla

Sólo un triunfo en 2020 en Liga y fuera de Champions League. El modelo de juego que antes funcionaba parece agotado.

Lopetegui afronta su peor crisis en el banquillo del Sevilla
MIGUEL RIOPA AFP

Tres meses después, el Sevilla vuelve a estar fuera de los puestos que dan derecho a disputar la Liga de Campeones la próxima temporada. Y el motivo no es otro que un paupérrimo inicio de año por tercera temporada consecutiva en el que se han sumado 5 puntos de los 12 disputados, donde no se puede ni se debe obviar el ridículo perpetrado en Miranda de Ebro en la Copa del Rey, cuyas consecuencias aún se pagan. Cuando el calendario aparecía más despejado por la situación clasificatoria de los rivales a los que se iba a enfrentar en el comienzo del 2020, el Sevilla ha enfilado una cuesta abajo de la que, por ahora, no se atisban soluciones.

Lopetegui movió el árbol en Vigo y las soluciones no aparecieron. El gol de En Nesyri no tapa su carencia de puntería, la intermitencia de Suso puso en evidencia que el equipo necesitaba velocidad en enero y no se buscó, la indolencia de Banega se sigue confirmando desde que se hiciera pública su jubilación en Arabia, la titularidad de jugadores descartados en verano...

Las alarmas se han encendido y los motivos son más que fundamentados. El plan de juego que ganaba partidos y que hacía mejor a una plantilla con muchas carencias, ha desaparecido. Nervión busca soluciones y aunque el dedo acusador señale al banquillo, los problemas del Sevilla van mucho más allá.