REAL MADRID

Bale sigue a su aire

Regresó a la titularidad en El Sadar con pasividad y Zidane le sustituyó. Sólo ha completado cinco partidos. Ante Osasuna, un desastre: el que menos pases dio, ni un regate...

La semana de Bale no terminó en reinserción plena. Su agente (Jonathan Barnett) intentó reconciliar al galés con el madridismo a través de este periódico en pos de los cuatro meses que le quedan en el club ("Gareth ama el Real Madrid, la ciudad y su vida allí") y Zidane le dio un partido complejo en Pamplona que era más un reto que un indulto real. Pues bien, Bale se fue de El Sadar sin ganar ninguno de esos dos partidos particulares. Se le vio frío y poco participativo, es decir, un partido estándar bajo los parámetros del galés, inalterable hasta en un partido tan revolucionado como el de ayer.

Quizá fuera precisamente eso, el verse en un encuentro veloz y de pierna dura, lo que le hizo retraerse pensando en que en dos semanas viene el Manchester City en la pasarela Champions. "A Bale se le nota miedo a volver a lesionarse", comentaba Dani Garrido en Carrusel Deportivo. El galés iba timorato a los sprints, con plomo bajo las medias. Sólo dos remates (ninguno al arco de Herrera), el que menos pases buenos (21), ni un regate y muchas, muchas pérdidas (14, más que Isco y Benzema)...

La defensa de Zidane  

Por eso o porque lo tenían pactado, Zidane le sustituyó en el minuto 71. "Es un jugador importante, lo ha demostrado, ha hecho minutos muy buenos defensiva y ofensivamente", fue la respuesta del marsellés al preguntársele por Bale en la flash interview. "No coincido con Zizou, me pareció un partido más de Bale...", agregó de inmediato Jorge Valdano en Movistar+LaLiga.

Zidane sustituyó a Bale en Pamplona en el minuto 71.

Desde que el Madrid regresó de la Supercopa de Arabia, a Bale sólo le habían sacado del calabozo ante Unionistas en Copa, partido que tampoco completó, pero Zidane acude al viejo recurso de la amenaza externa para arrinconar el debate. "Quieren que tengamos un problema con Gareth, pero no lo hay", insistió. El futbolista mejor pagado del equipo se quedó en julio cuando tenía la maleta hecha, sólo ha completado cinco partidos en toda la temporada y su producción se limita a tres goles. Para no ser un problema, Bale lo parece.