PRIMERA IBERDROLA

AFE convoca a los clubes la próxima semana para intentar desbloquear el convenio

El sindicato sigue luchando por cerrar la firma del convenio, fijada en un inicio para el 15 de enero, y se reunirá con la Asociación de Clubes la próxima semana.

Aganzo y Alcaine, presidentes de AFE y de la ACFF, respectivamente.
Diario AS

Nueva reunión a la vista en el convenio colectivo. La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) ha convocado la próxima semana, sin fecha aún confirmada para la reunión, a la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF) con el objetivo de cerrar la firma del primer convenio del fútbol femenino español. Desde el sindicato quieren poner fin a una espera infernal para las jugadoras, que ya han anunciado que se plantarán de nuevo si no llega la rúbrica de este documento histórico, que regule las condiciones laborales de las jugadoras en el panorama nacional. 

De nuevo, se espera que para la próxima semana se haya cerrado el acuerdo entre la ACFF, Mediapro y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Una esperanza que se lleva torciendo durante semanas. Tras aquel histórico 20 de diciembre, en el que clubes y sindicatos firmaron un preacuerdo en el documento que dará forma al convenio, se fijó el 15 de enero como fecha para la firma oficial del mismo. Sin embargo, la patronal no logró alcanzar antes de este día un consenso con la RFEF, en una batalla económica en la que entra también Mediapro y que resulta vital para dar viabilidad al convenio. 

Sin acuerdo entre las tres partes, el convenio se resiste en medio de varios flecos que dificultan su llegada. Los problemas van desde el enfrentamiento de Mediapro con varios clubes en cuestión hasta la continua lucha entre la empresa audiovisual y el ente federativo. Desde el grupo empresarial dirigido por Jaume Roures aseguran "haber aceptado la renuncia a los derechos de que es titular tras ganar el concurso público" que convocó la ACFF y que "ha aceptado sucesivos cambios en la forma de explotación de derechos que incluyen aspectos como privarse de muchas de las mejores opciones de retransmisión, o permitir el 'simulcast' (transmisión simultánea) de los equipos que lo deseen". Ahora parece que el balón está en el tejado de la RFEF en una batalla de egos que ralentiza el crecimiento del fútbol femenino, en el que vuelve a ver amenaza de huelga...