REAL MADRID

Vinicius se aferra al puesto

Hazard está a punto de volver pero su lugar lo ocupa 'Vini', que revolucionó el derbi y fue el mejor contra la Real... ¿Otra oportunidad en la derecha?

Zidane suele ser de la opinión de que, lo que funciona, mejor no tocarlo. Pero esa filosofía es complicada de sostener cuando está a punto de volver a disfrutar de Hazard y reintegrar al belga en su posición favorita implica... sacar a Vinicius del once. Vini, el agitador del derbi (en sus botas nació el gol de Benzema) y el motor del intento de remontada blanca ante la Real en Copa (3-4). Fue Vinicius contra todos. Un estado de forma que coloca a Zidane en una disyuntiva peliaguda. ¿Mandar al brasileño a la banda derecha donde nunca se le ha visto cómodo? 

Vinicius se ha convertido en el atacante más fiable, en cuanto a fútbol generado, junto a Benzema. Su estatus ahora mismo le sitúa por delante de Rodrygo, Lucas Vázquez y este Bale defenestrado. En La Romareda hizo su mejor gol, le dio otro aire al derbi y ante la Real fue una pesadilla, con una asistencia a Rodrygo, un gol anulado y su explosividad terminó provocando dos amarillas de Gorosabel… 

El mismo no oculta su secreto: está en un pico de forma. "He alcanzado mi mejor nivel de la temporada pasada, que fue entre enero y febrero”, explicó en la flash-interview tras la eliminación copera. La Real fue el mejor ejemplo. Intentó trece regates, su mayor número de la temporada, y completó con éxito diez. Una electricidad que genera desde la banda izquierda, su espacio de confort. Zidane lo sabe e intentó organizarle una transición hacia la banda derecha desde la pretemporada y en partidos como el 2-2 ante el Brujas y el 0-0 con el Betis, en los que Vini no logró destacar. “Me cuesta más”, confirmó el propio atacante a mediados de septiembre, cuando se fue con la canarinha. Con todo, aseguró que le pedía a su entrenador que le pusiera “por la derecha”. Una prueba más de voluntad de jugar como fuera que de intención real de adaptarse a una banda en la que se le sigue viendo extraño. 

Al otro lado de la decisión, Hazard. Zizou se olía los problemas que podía generar la Real y prefirió retrasar el regreso del belga, que va ya para 73 días de ausencia, pero se está entrenando con el resto del equipo desde el inicio de la semana. El domingo, Pamplona, ante Osasuna, el octavo equipo menos goleado de Primera (28 tantos encajados). Un reto para este Madrid al que la Copa le ha cortado inesperadamente el ritmo. Ritmo que le sobra a Vinicius y que le falta, aún, a Hazard.