REAL MADRID - REAL SOCIEDAD

Odegaard no celebró su gol

El jugador noruego, cedido por el Real Madrid, marcó el primer tanto del partido. Sus compañeros le abrazaron, pero él no lo festejó apenas.

Martin Odegaard cumplió la ley del ex en el Santiago Bernabéu. El futbolista noruego anotó el primer gol del partido a los 22 minutos tras un disparo desde la frontal del área en el que encontró la colaboración de Areola. A pesar de la trascendencia del tanto para su equipo, la joven promesa no gesticuló apenas y no celebró el tanto. Solo sus compañeros se abalanzaron sobre él para felicitarle, si bien éste esbozó un par de sonrisas, pero no gesticuló en exceso.

Imanol Alguacil apostó por Odegaard como titular, a pesar de su pasado (y futuro) madridista. Hasta el momento, el noruego está siendo uno de los hombres referencia para el técnico y no se podía perder el duelo más trascendental en lo que va de temporada. Dicho y hecho, no solo salió de inicio, sino que fue uno de los grandes protagonistas. No gestó la jugada, pero estuvo donde tenía que estar

El futbolista todavía propiedad del Real Madrid aprovechó un rechace de Areola tras un disparo de Isak y convirtió su disparo. Su semblante fue rígido, apenas sonriente, por el vínculo que tiene con la entidad madridista. Antes del encuentro, Emilio Butragueño, en los micrófonos de la televisión del club, se mostró contento de la proyección que está teniendo: "Estamos muy contentos con la progresión de Odegaard. Ha madurado, pero esperemos que hoy...". Minutos después, marcó su gol más agridulce en el Bernabéu.