Real Madrid RMA
3
Marcelo 58', Rodrygo 80', Nacho 92'
R. Sociedad RSO
4
Odegaard 21', Isak 53', 55', Merino 68', Gorosabel 94'
Final

REAL MADRID - REAL SOCIEDAD

La Copa de futuro: Odegaard, Isak, Vinicius, Valverde, Rodrygo...

La juventud toma el Bernabéu con una plaza de semifinales en juego. Zidane no arriesga con Hazard y le deja fuera. Nueva exclusión de Bale y descanso para Casemiro.

Es buen día para asomarse al futuro en el Bernabéu. Valverde (21 años) y Vinicius (19) vienen de arreglarle el derbi a Zidane. Odegaard (21) e Isak (20) le están arreglando la temporada a Imanol Alguacil. Todos, más Rodrygo (19), otro precoz, están citados para el duelo de Copa de hoy, que le llega en mejor momento al equipo de Zidane y no tanto al de Imanol Alguacil.

Odegaard es el futbolista de LaLiga que mete más pases en el área y participa en más acciones de gol (jugadores que intervienen en la posesión previa al remate). Fichado con 16 años por casi tres millones, pareció un proyecto perdido del Madrid porque pinchó en el Castilla y no destacó especialmente en su primer año en el Heerenveen holandés. Sin embargo, se vino arriba en la segunda temporada, explotó en el Vitesse y ya es jugador nuclear en la Real. En principio estaba prevista la cesión por una temporada más en el club donostiarra, pero el Madrid medita adelantar su regreso. En septiembre fue jugador del mes en el campeonato.

Isak ha seguido el mismo trayecto. Sueco de ascendencia eritrea, fue un tiro en el AIK Solna, en cuyo primer equipo jugaba con 16 años. Ya entonces se le veía como una reedición de Ibrahimovic. De él tiene su físico, aunque no su carácter endemoniado. Con 17 estuvo a punto de firmar por el Madrid, pero los 8,5 millones que pidió el AIK le parecieron excesivos al club blanco. Los pagó el Borussia Dortmund. Metió dos goles en su primer entrenamiento y pareció que pondría la Bundesliga boca abajo hasta que sufrió un frenazo. Pasó un año cedido en el modesto Willem II holandés, donde marcó 14 goles, y la Real le vio un porvenir. Suplente habitual durante los primeros meses, se ha llevado a Willian José por delante. Ha metido ya once goles (cinco de ellos en los últimos cuatro partidos), más que el brasileño, Oyarzabal o Portu, que han gozado de más minutos. Lleva seis partidos consecutivos como titular y emerge como gran amenaza para el Madrid esta noche.

En el equipo de Zidane hay descartes inesperados. Hazard tendrá que seguir esperando. No juega desde el 26 de noviembre y el Madrid le aguarda para la recta final. Su lesión, en una entrada de Meunier ante el PSG, le llegó cuando había cogido su mejor pico de forma y se ha alargado mucho. Hoy parecía el día para su regreso, toda vez que ya se entrena con normalidad, pero Zidane quiere ir despacio con él. Hasta ahora sólo ha jugado 13 partidos con el Madrid y ha marcado un gol.

Bale sigue fuera

Sorprende también la ausencia de Casemiro, aunque ya faltó ante el Zaragoza. Zidane le quiere impecable en Liga y Champions. Carvajal, tocado, Lucas Vázquez y Bale tampoco estarán. Ya no hay parte médico, molestia física o similar que justifique la ausencia del galés. Zidane le ha colocado a cola de pelotón mientras Barnett, su agente, avisa de que el empacho de banquillo no le quita el gusto por España.

Habrá limpia de centrocampistas en el Madrid visto el pinchazo del primer tiempo ante el Atlético. La cuestión es si jugarán tres o cuatro. Con una fórmula u otra, Isco apunta a titular. Se espera también a Marcelo, que ahora debe repartirse la tarta con Mendy y su trozo es menor en las grandes citas.

La Real, en cualquier caso, le planteará al Madrid un partido entre iguales. Es el cuarto equipo más goleador de LaLiga, el segundo en posesión (por delante del de Zidane) y el cuarto en pases, registros que hablan de un grupo con iniciativa. Su cuarteto ofensivo suma 29 goles. Y tampoco la historia le es demasiado adversa. Eliminó al Madrid tres veces sobre un total de nueve enfrentamientos. “Parece que vamos al matadero”, dijo Imanol Alguacil. Él y el Madrid saben que no.