MALAGA

Las lesiones, un nuevo hándicap para Sergio Pellicer

El lateral izquierdo del Málaga se ha quedado huérfano tras los problemas físicos de Mikel Villanueva, Diego González y Juankar. El técnico, obligado a tirar de la cantera.

0
Las lesiones, un nuevo hándicap para Sergio Pellicer
MARIANO POZO DIARIO AS

Cerrado el mercado y con la fotografía de la plantilla que afrontará lo que resta de temporada ya sobre la mesa, las preocupaciones del cuerpo técnico viran ahora hacia la enfermería. El jefe de los servicios médicos del club, Daniel Rosado, no ha facilitado parte médico de los estados de Diego González y Juankar, que han caído este fin de semana. El central sufrió un pinchazo el viernes en la última sesión de entrenamiento previa al viaje a Elche y el lateral se lesionó durante la primera parte del duelo en el Martínez Valero. Las fuentes consultadas no son nada optimistas con respecto a la presencia de ambos frente al Numancia, pero el doctor Rosado de momento no se ha pronunciado y todo indica que no lo hará. Desde su llegada al club, las lesiones no sólo se eternizan, sino que además los partes médicos son presa de una especie de política de desinformación difícilmente explicable.

También continúan en la enfermería Mikel Villanueva y Keidi Bare, por lo que Sergio Pellicer se ha quedado sin opciones en la primera plantilla para ocupar el lateral izquierdo. Juankar, Mikel y Diego han jugado durante la temporada en el flanco izquierdo de la retaguardia. También actuó el canterano Cristo como lateral izquierdo en el partido contra el Cádiz en La Rosaleda. Y muy posiblemente Pellicer se verá obligado a tirar de él o de Ismael para cubrir los laterales.

Las lesiones han dejado muy tocada la banda zurda y también están lastrando a uno de los pilares del equipo. Keidi Bare, a pesar de que en el club han restado importancia a su dolencia y se ha ocultado su posterior recaída, arrastra una lesión muscular relevante y su periodo de baja podría alargarse varias semanas más.

Mikel y Keidi Bare llevan ya un mes lesionados. Ambos jugaron ante el Oviedo el 5 de enero y desde entonces pasan sus días en la enfermería. El regreso del defensa se antoja más próximo que el del pivote, pero su presencia ante el Numancia sigue siendo bastante dudosa.