COPA DEL REY

¿Qué fue de Carlos Diogo, el lateral que jugó en el Real Madrid y Zaragoza?

El lateral derecho llegó al Real Madrid en 2005 y, una temporada después, se fue al Real Zaragoza. Ambos equipos se enfrentan en la Copa del Rey.

¿Qué fue de Carlos Diogo, el lateral que jugó en Real Madrid y Zaragoza?

El defensa uruguayo deslumbró en el fútbol de la CONMEBOL especialmente y llegó al Real Madrid, club en el que pasó prácticamente desapercibido. La mayor parte de su carrera en el fútbol europeo la pasó en el Real Zaragoza, que fue su último equipo como profesional.

Montevideo, Uruguay, 1983. Hace 36 años nació Carlos Diogo, un lateral derecho que dejó huella en el Real Zaragoza -lugar en el que jugó durante cinco temporadas- y llegó al fútbol europeo a mitad de los 2000 de la mano del Real Madrid. Pasó por siete clubes en toda su carrera profesional.

Carlos Andrés Diogo se formó en las categorías inferiores de River Plate de Uruguay, uno de los clubes más sonados del país, y a los 18 años debutó con el primer equipo. Disputó tres temporadas allí antes de marcharse a Peñarol, equipo en el que jugó el torneo de clausura 2004. Pero, sin duda, su trampolín en el fútbol sudamericano fue RIver Plate. Jugó apenas un año en el Millonario y ello le sirvió para atraer el interés de grandes clubes europeos.

Su llegada y escaso protagonismo en el Real Madrid

Diogo llegó al Real Madrid en el verano de 2005 por cinco millones de euros después de sus buenas actuaciones en Peñarol y River Plate, dos de los clubes más grandes del continente americano. El uruguayo fue alabado por Florentino Pérez en su presentación como jugador blanco: "Pese a su juventud, es un valor de futuro y de presente. Está curtido en algunos de los mejores equipos latinoamericanos y junto a su excelente capacidad física une una gran técnica. Bienvenidos a vuestra casa y a vuestro sueño de fútbol en el Real Madrid".

FUTBOL 05/06

El lateral uruguayo no tuvo una buena temporada en el Real Madrid. La competencia con Sergio Ramos y un Michel Salgado que seguía siendo importante en el lateral hicieron que su protagonismo se redujera de manera exponencial. A pesar de ello, Diogo gozó de 19 partidos a lo largo de la temporada 2005/2006, siendo de la partida en 13 de ellos. Llegó a encadenar cinco titularidades seguidas en la fase de grupos de la Champions League y otras cinco en Liga (de la jornada 7 a la 12) coincidiendo con la estancia de Vanderlei Luxemburgo en el banquillo. La difícil temporada blanca y la llegada de Juan Ramón López Caro hicieron que el charrúa apenas disputara siete partidos con el técnico lebrijano.

El Real Zaragoza, el club que más fuerte apostó por él

A pesar de su escasa relevancia al final de la campaña, Diogo quiso encontrar un sitio a las órdenes de Fabio Capello. Un sitio que nunca encontró. De este modo, tuvo que poner rumbo al Real Zaragoza. Se machó cedido al cuadro maño con una opción de compra de 5M€.

FUTBOL 09/10

Fue titular indiscutible en su llegada a La Romareda e incluso anotó cinco goles durante la temporada 2006/2007, quizás la mejor de su carrera. En enero de 2007 se produjo un episodio muy recordado en la historia del fútbol español: la pelea con Luis Fabiano. Ambos estuvieron más de medio minuto intercambiándose golpes y fueron sancionados con cinco partidos por el Comité de Competición. Diogo lo explicó de la siguiente manera: "Le pisé la mano sin querer, pero él no lo entendió así. Fue un partido lindísimo. Lástima por el incidente. Son cosas que pasan".

En la siguiente campaña el montevideano se confirmó como titular en el lateral derecho hasta que llegó su fatídica lesión. El 7 de mayo de 2008, en un encuentro ante el Valencia, Diogo se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Durante su recuperación tuvo una recaída y no apareció en los terrenos de juegos hasta diciembre de 2009, es decir, más de 18 meses después. El partido en el que volvió define su carácter guerrero. Realizó un gran partido e incluso anotó un gol que, sin embargo, no pudo evitar la derrota de los suyos ante el Athletic Club. Durante la siguiente temporada, la 2010/2011, disputó 33 partidos y siguió siendo una pieza importante. Por contra, el club maño y el jugador no llegaron a un acuerdo para la renovación y se desvinculó del Zaragoza en verano de 2011.

CSKA Sofia, Huesca, Gent y su vuelta al Zaragoza

A pesar del sabor de boca que dejó en la capital aragonesa, Diogo estuvo seis meses sin equipo. En enero de 2012 firmó con el CSKA Sofia, pero, a las dos semanas y sin haber jugado ningún partido, rescindió su contrato con los búlgaros.

Se quedó sin equipo hasta el verano de 2012. En ese mercado estival volvió a Aragón para defender, esta vez, los colores de la SD Huesca. El equipo oscense militaba en Segunda B y Diogo jugó 27 partidos, pero su equipo no consiguió la salvación y descendió a Segunda "B".

FUTBOL 10/11

En julio de 2013 se incorporó a las filas del KAA Gent belga, donde disputó 13 partidos en media temporada. Apenas seis meses después, volvió a firmar por el Real Zaragoza. Volvía al club que más confianza había puesto en él. Sin embargo, sólo pudo jugar 10 partidos. En enero de 2015 anunció su retirada después de varios problemas en los ligamentos.

El uruguayo concedió una entrevista reciente a Olé, donde comentó algunos aspectos interesantes sobre el vestuario de aquel Real Madrid: "Me puse nervioso al saludar por primera vez a Roberto Carlos. Y eso que también estaban Beckham, Ronaldo y varios más. Pero unos fenómenos. Se portaron de diez conmigo". También repasó cómo eran las extrañas de ese Madrid de los Galácticos: "Roberto Carlos y Ronaldo vacilaban mucho a Beckham. Sin maldad, pero eran bravos. David (Beckham) tenía dos teléfonos móviles que los llevaba a todos lados juntos. Y varias veces, cuando él se distraía, se los quitaban y se los escondían. En un momento ya tenía clarísimo quiénes habían sido".