CULTURAL LEONESA - VALENCIA

León ruge por otro 'Culturalazo'

El Valencia defenderá sin Rodrigo su trono el Reino contra el verdugo del Atlético de Madrid. El Reino de León rozará de nuevo el lleno.

León respira pasión, su gente derrocha ilusión. La culpa de tal algarabía la tiene la Cultural Leonesa y este alegre formato de Copa a muerte súbita entre David y Goliat. Aira y sus pupilos, como todo leonés de cuna y tantos otros que en estas citas están del lado del llamado débil, sueñan con otro ‘Culturalazo’. Seis días después de la gesta hecha ante el Atlético, su Reino lo visita otro equipo Champions, un Valencia que defiende trono copero y que viajó hasta León sin Rodrigo, que hoy animará a sus compañeros desde la lejanía y quizás mañana esté del lado de Messi contra el Leganés (aunque la operación para su fichaje se ha bloqueado).

El Reino de León rozará de nuevo el lleno (más de 10.000 entradas vendidas, 13.800 es su aforo). Pocos se quieren perder este cuento de hadas y el club ha ayudado con su política de precios. Tras el proyecto de la Cultural está la Academia catarí Aspire y su presupuesto no depende de una taquilla copera. Así que el club ha priorizado aprovechar este tirón mediático para atraer más simpatizantes a su causa, que no es otra que afianzarse en el fútbol profesional. Sus dirigentes se miran en el espejo del Alcorcón o el Numancia, que crecieron a raíz de hazañas coperas como la suya.

Celades también puso su granito de arena al efecto llamada del respetable, llevándose hasta León a todos sus murciélagos de postín. Se dejó solo en Valencia al mencionado Rodrigo, a Wass y Garay. Así que allí estarán hoy Parejo, Gayà, Ferran, Soler, Coquelin, Kondogbia, Maxi Gómez o Gaimero. Está claro que no se fía Celades, y hace bien. A fin de cuentas si el partido acapara las miradas es por mérito de su rival, verdugo del Cholo Simone.

La Cultural Leonesa, tras dejar en la cuneta a Las Rozas, al Huesca y obviamente al Atleti, ha perdido el factor sorpresa. Digamos que los atacantes blanquinegros ya saben lo gato que es Lucas Giffard; mientras que los defensas, como se las gastan Benito, Gudiño, Luque o Galván si les dan espacios para correr. Aira tiene la relevante baja de Dioni, que aunque en Copa estaba siendo carne de rotación, no deja de ser su hombre-gol. Eso sí, con o sin factor sorpresa, la felicidad habita en León.