ATLÉTICO MADRID

Bruno Guimarães rechaza al Atlético de Madrid y se va a Lyon

El centrocampista brasileño, capitán de la Sub-23, optó por irse al club francés que le ofreció incorporarse este invierno. El Atleti quería que él llegara la próxima temporada.

Bruno Guimarães ha rechazado la oferta del Atlético de Madrid para irse al Lyon. 

Según pudo saber AS de fuentes cercanas a la negociación, el centrocampista brasileño, capitán de la Sub-23 canarinha, optó por irse a Francia porque el proyecto deportivo y el plan de carrera que le ofreció el club dirigido por Juninho Pernambucano era más atractivo que el del Atleti. Globoesporte fue quien adelantó el acuerdo entre Lyon y el jugador.

Entre otras cosas, el Lyon le ofreció un papel protagonista e incorporarse este invierno al equipo que está clasificado para los octavos de final de la Champions y para la final de la Copa de la Liga francesa.

El Atleti ofrecía más dinero, pero no quería que el jugador se incorporara hasta el próximo verano.

Este viernes por la mañana, Jean-Michel Aulas, presidente del club francés, denunció en una red social el acuerdo preferencial que usaría el club rojiblanco para cerrar el traspaso del brasileño. "La cláusula entre los dos Atléticos me parece contraria a las reglas de la FIFA y su artículo 83.1", deslizó el líder en un tweet.

Interés antiguo

El Atlético de Madrid había vuelto ayer a la carga por el centrocampista que es una de las grandes jóvenes estrellas del fútbol brasileño. Según publicó Diario AS, los rojiblancos igualaron la oferta del Lyon por el capitán de la selección brasileña Sub-23 y el Furacão la había aceptado. Tras el acuerdo total entre los clubes, ahora le tocaba al jugador decidir dónde quiría jugar. Y Bruno Guimarães eligió al Lyon.

El gran interés del Atleti en Bruno Guimarães no es reciente. El director deportivo del club, Andrea Berta, es un admirador del talentoso centrocampista y le sigue de cerca desde que empezó a destacarse jugando al lado de Renan Lodi en el equipo que ganó la Copa do Brasil y que ganaría, ya sin el lateral izquierdo, la Copa Sudamericana.

En el acuerdo por la compra de Lodi, el Atlético pagó dos millones de euros al Paranaense para tener el derecho de tanteo por Bruno Guimarães. Y estuvo muy cerca de fichar el jugador en noviembre, pero fue obligado a poner en modo de espera el trato porque, según el propio jugador explicó en declaraciones a SporTV en diciembre, “la llegada de un delantero y la incapacidad de encajar ambos negocios dentro de las exigencias del Fair Play Financieroson un problema”. En los últimos meses, reajustes en las cuentas del club madrileño y la posible salida de algún futbolista darían el espacio necesario para abrirle la puerta.