Oviedo

Saúl Berjón, el mejor fichaje de invierno

La recuperación del extremo, la mejor noticia para un Oviedo que quiere salir de la zona comprometida

Saúl Berjón, el mejor fichaje de invierno
ELOY ALONSO © DIARIO AS

El choque ante el Huesca no dejó el mejor sabor de boca posible para el Oviedo. Era una cita señalada en el calendario para regresar a la senda de la victoria. Ganar en el Tartiere, además, se antoja imprescindible para que los azules respiren tranquilos. El empate final, a pesar de que llegó de forma agónica en la última jugada, no dejó satisfecho al oviedismo, que vio horas después, con la victoria del Tenerife, cómo el equipo se metía otra vez en puestos de descenso. Pero el choque dejó una gran noticia: el regreso de Saúl Berjón.

El capitán volvió a pisar el césped dos meses y medio después de su última participación, un empate sin goles ante el Almería en el Tartiere. Han pasado 10 jornadas y el equipo no ha logrado sacar la cabeza del pozo de la clasificación. Tras aquel duelo ante los andaluces, Berjón atravesó problemas en la rodilla que acabaron llevándole al quirófano. La artroscopia ha logrado eliminar los problemas físicos y Rozada ya puede contar con él.

Ante el Huesca participó en la última media hora. Aún está lejos de su mejor forma, pero su entrada en el césped ya permitió ver la forma en que condiciona el juego de los suyos. Con Berjón en el césped, Rozada recupera un extremo clásico, y le ofrece la posibilidad de practicar el juego que mejor le viene a los azules: atacando al espacio.

La entrada en juego de Berjón comprime las cosas en las bandas, una de las armas más fiables de los azules este curso. Durante la ausencia del capitán, Rozada ha optado por Sangalli en la derecha y Bárcenas en la izquierda. Con Berjón, el carril izquierdo del ataque parece cosa de su propiedad, por lo que el gran damnificado puede ser Bárcenas.

La cuarta opción la representa Omar Ramos, un futbolista que despertó ilusión en el momento de su fichaje pero que con el paso del tiempo ha ido pasando a un segundo plano. El club trata de buscarle salida para liberar más masa salarial pero de momento no ha encontrado ofertas de su agrado. Si no sale, Rozada podría contar con él el resto de temporada.

Los fichajes, en espera

Mientras el equipo trata de aislarse de lo que sucede en el mercado trabajando en El Requexón, la directiva trata de arreglar la situación económica. La Liga no ha admitido para incrementar el tope dos patrocinios que llegaban de la mano del máximo accionista, el Grupo Carso (propiedad de Carlos Slim) y el tope salarial se encuentra agotado por lo que, de momento, no puede haber nuevas incorporaciones.

El caso de Rodri Ríos es el más urgente. Club y jugador han llegado a un acuerdo e incluso el delantero ya ha pasado el reconocimiento médico. Pero el futbolista se encuentra a la espera de que la Liga dé el visto bueno a la incorporación (cuando haya margen salarial) para ponerse a las órdenes de Rozada. Si el asunto de los patrocinios se solucionara, el club podría lanzarse a por más incorporaciones. Urge especialmente fichar alguna pieza extra para la defensa, la línea más debilitada del equipo. De momento, la Liga imposibilita la llegada de nuevos fichajes al conjunto azul.