RAYO VALLECANO

Isi no asegura su continuidad y Arnaiz y Gallar se unen a la lista

"El Rayo contactó conmigo porque me quería, pero no era el momento. El fútbol cambia. No puedo asegurar que el día 31 esté aquí", confesó el extremo de la Ponfe. El Rayo busca a dos.

Álex Gallar y Jose Arnáiz, dos extremos que gustan al Rayo.

La salida de Embarba es un hecho y la necesidad del Rayo por reforzarse, también. El club franjirrojo necesita dos extremos y tiene varios nombres sobre la mesa. Eso sí, algunos vuelven a cobrar fuerza, como el de Isi. El murciano, de 25 años, confesó en una entrevista a 'Esradio Bierzo': "El jugador siempre quiere mejorar, es ambicioso. El Rayo contactó conmigo (cuando se lesionó Bebé) porque me quería, pero no era el momento. El fútbol cambia de la noche a la mañana. No puedo asegurar que el día 31 esté aquí. De momento soy de la Ponfe y estoy centrado".

El extremo no quiere aventurar cuál será su futuro y si éste estará en Vallecas o en Ponferrada, aunque todavía no ha aceptado la oferta de renovación de la entidad berciana. ¿Una pista, quizá? "Me queda un año de contrato. No puedo asegurar que vaya a estar aquí. Isi, como persona y futbolista, tiene que mirar por Isi y no por la Ponferradina. Quiero seguir creciendo. Atarme más años a un club... creo que no es el momento", explicó el jugador, consciente en todo momento del interés franjirrojo.

También hay otros perfiles que gustan, como son los de Jose Arnaiz y Álex Gallar. Arnaiz actualmente milita en el Leganés, donde apenas ha jugado 328 minutos en doce partidos esta temporada. El talaverano, de 24 años, despuntó en la cantera del Valladolid y llegó a dar el salto con el primer equipo. Allí llamó la atención del Barcelona, que lo compró para su filial y terminó debutando con Valverde. Sus lesiones de pubis, por las que ya tuvo que ser intervenido y le dejaron en el dique seco alrededor de un año, han ido frenando su progresión. 

Por su parte, Gallar juega en el Girona, donde está encontrando minutos pero no protagonismo (lleva doce titularidades hasta el momento). El catalán, de 27 años, ha disputado 1.087 minutos en 21 partidos, a los que hay que sumar los 28 que tuvo en la primera jornada con el Huesca. Cabe destacar que en esa escasa media hora anotó su único gol. Curiosamente, de recalar en el Rayo, terminaría el curso habiendo pasado por tres equipos diferentes de la categoría