HUESCA

Míchel frena la salida de Insua

El central gallego era pretendido por el Deportivo, pero el técnico del Huesca ha logrado convencer al club y al defensa de la necesidad de retenerlo.

Míchel frena la salida de Insua
TF-Images Getty Images

Pablo Insua está viviendo un mercado movido. El central se vio recuperado de la lesión que le había dejado el último año en el dique seco y sintió la necesidad de salir del Huesca en busca de minutos. La oportunidad surgió cuando Fernando Vázquez llamó a la puerta del central gallego y el defensa no dudó en dar una respuesta afirmativa al que fue su valedor en el fútbol profesional que le pidió que volviera al Deportivo con el objetivo de salvar al equipo. La operación parecía encaminada e incluso el Huesca preguntó por posibles sustituto, pero Míchel se negó en rotundo.

El entrenador del Huesca cree que Pablo Insua es un central de mucho nivel para Segunda y tras cuidarlo durante la recuperación de su lesión en el ligamento cruzado de su rodilla no consideraba oportuna su salida. Además, el fichaje de otro central también necesitaría un cierto periodo de aclimatación y el jugador cedido por el Schalke lleva asimilando desde hace varios meses el mensaje de Míchel. El técnico madrileño convenció a la dirección deportiva de que su salida era contraproducente y consiguió persuadir al zaguero ofreciéndole minutos en la segunda vuelta del campeonato y ese ansiado estreno llegó el pasado domingo en el Carlos Tartiere de Oviedo.

Además, el Huesca tiene una opción de compra sobre el defensa de 26 años. El pasado mes de agosto los oscenses lograron renovar la cesión del futbolista con el Schalke y demostraron que apostaban fuerte por el jugador al adquirir la posibilidad de hacerse con sus derechos al final de esta temporada. Insua está muy agradecido a la entidad oscense por la paciencia que han tenido con su lesión y afronta la segunda vuelta con la ilusión de ganarse un puesto en el eje de la defensa.

Pulido jugará con máscara

Jorge Pulido podrá comenzar a entrenarse con normalidad este miércoles pese a sufrir una fractura en el pómulo. El jugador utilizará desde mañana una máscara a medida que protegerá la zona dañada y podrá jugar el partido de este próximo sábado ante el Lugo. El que no podrá jugar ante el equipo gallego es Luisinho, que acumuló su décima cartulina amarilla de la temporada y dejará su sitio a Javi Galán.