Finalizado

COPA | LYON 2 (4)-LILLE 2 (3)

El Lyon se mete en la final de la Copa de la Liga en los penaltis

Los de Rudi García empataron a dos contra el Lille, para después pasar en una muerte súbita que tuvo tintes de agonía. Renato Sanches falló el penalti decisivo.

El Lyon se mete en la final de la Copa de la Liga en los penaltis
LOIC VENANCE AFP

El Olympique de Lyon se clasificó con agonía para la final de la Coupe de la Ligue. Los de Rudi García lo consiguieron en la tanda de penaltis contra el Lille, y volvieron a disputar una final seis años después. Oportunidad de oro para los de Rudi García de volver a conseguir un título, algo que no logran desde 2012, cuando ganaron la Coupe de France.

A pesar de que hubo dos goles en los compases iniciales, el partido tuvo muchas imprecisiones en los primeros 45 minutos. La presión intensa del Lille en campo rival obligó al Lyon a salir siempre en largo, incapaz de armar una transición por dentro, y cosechando únicamente un disparo a puerta antes del descanso (el gol de penalti de Dembelé).

El primer gol del encuentro llegaría en el minuto 13. Renato Sanches se aprovechó de la pasividad defensiva de Thiago Mendes, y el extremo derecho del Lille mandó a la red un potente disparo con la pierna izquierda desde la frontal del área. Sin embargo, los de Rudi García reaccionaron y, cuatro minutos después, Dembelé marcaría de penalti el empate tras una inocente mano de Gabriel, en un centro lateral que a priori apenas entramaba peligro. No hubo más ocasiones en la primera parte, reflejo del flojo partido disputado por ambos equipos.

La segunda mitad fue prácticamente un calco de la primera. Ni Lyon ni Lille dispararon a puerta y se batieron en un duelo que estuvo lleno de imprecisiones en el centro del campo. Pareció como si ninguno de los dos equipos quisiera llevarse el partido, hasta que apareció Houssem Aouar. El canterano del Lyon se inventó una jugada marca de la casa, dejando por el camino a tres rivales y ajustando su disparo al palo largo desde fuera del área para hacer el segundo del OL.

Pero el fútbol no entiende de lógicas. Si el Lyon ya se veía en la final de la Coupe de la Ligue, el árbitro señaló un penalti muy polémico de Rafael sobre Bamba justo antes del final del encuentro. Loïc Rémy, un viejo conocido de la Liga Santander, transformó la pena máxima a lo panenka y forzó la tanda de penaltis que decidiría un puesto en la final. En la muerte súbita, el Lyon marcó los cuatro penaltis que tiró, mientras que Bamba y Renato Sanches fallaron los suyos, permitiendo a "Les Gones" volver a la final de la Coupe de la Ligue.