BADALONA - GRANADA

Diego Martínez espera "una batalla dura" en Badalona

Sobre el mercado de fichajes, aseveró que "el club está trabajando a fondo" y que tienen "claro" lo que quieren incorporar, pero resaltó que él tiene que centrarse "en el Badalona".

Diego Martínez espera "una batalla dura" en Badalona
ALBERT GEA REUTERS

El entrenador del Granada, Diego Martínez, manifestó que el partido de este miércoles ante el Badalona, correspondiente a los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, será "una dura batalla", al advertir de que todas las rondas de esta competición "históricamente son difíciles, y más aún a un partido".

Tras jugar el domingo en el Camp Nou, donde su equipo perdió por 1-0, el técnico rojiblanco dijo este martes en rueda de prensa que apurarán "los minutos y los segundos" para "ver la disponibilidad de los jugadores a la hora de hacer la alineación" para la Copa, y confirmó que hay varios tocados, entre ellos el central portugués Domingos Duarte.

"Siempre que nos ponemos esta camiseta queremos ganar. Vamos a Badalona a hacer un buen partido e intentar ganar, aunque va a ser difícil; es un rival que ha eliminado al Getafe y al Oviedo", recordó el preparador gallego.

Diego Martínez recalcó la importancia que tendrá para los suyos la "adaptación a la hierba sintética" del campo del Badalona, un conjunto que "tiene jugadores por fuera de nivel y otros con experiencia en una Segunda B que es muy competitiva".

Insistió en que "el Badalona ha tenido incorporaciones en invierno y va a ser complicado", por lo que les "espera una dura batalla". 

"Tenemos que estar muy finos y espero que seamos capaces de mostrar nuestra mejor versión. Será un partido muy diferente al del Camp Nou, también con muchas dificultades, pero diferentes a las del encuentro ante el Barcelona", comentó el entrenador del conjunto granadino.

Para Martínez, "poder pasar la eliminatoria no tiene nada que ver con cómo estés en Liga o con priorizar una competición sobre otra", y añadió que en este momento sólo piensan "en ser competitivos mañana" y no se mueven "de ahí", pues "sería un error pensar más allá" y ahora
tampoco están "para hacer valoraciones a medio plazo".

El técnico del Granada puso a su equipo una nota de "matrícula de honor" en lo que va de temporada y destacó que "el compromiso de la plantilla del uno al diez es de veinte", aunque dejó claro que "siempre hay margen de mejora" y que tienen que "ir al límite, entrenar al máximo y aprovecharlo todo para crecer como equipo".

Sobre el mercado de fichajes, aseveró que "el club está trabajando a fondo" y que tienen "claro" lo que quieren incorporar, pero resaltó que él tiene que centrarse "en el Badalona" porque va a ser "un hueso muy duro".