BARCELONA

Pablo Alfaro: "A Quique le ha ayudado tener la etiqueta de cruyffista"

El técnico del Ibiza charló con AS en la previa de Copa: "En el fútbol puedes ser muy defensivo teniendo el balón. Cruyff fue un valiente del fútbol, muy valiente".

Pablo Alfaro, entrenador del Ibiza.
Gorka Leiza

"Pablo Alfaro, es nuestro líder", sigue retumbando en las gradas del Ramón Sánchez Pizjuán cada día que hay derbi desde aquel de 2000... Con 50 años y pese a su carrera de éxito como jugador de élite, Pablo se tiró a la carretera porque quiere triunfar en los banquillos. Ya ha dirigido a Pontevedra, Recreativo, Leganés, Huesca, Marbella, Mirandés; y ahora está en Ibiza, donde llegó seducido por el ambicioso proyecto de Amadeo Salvo. La vida le concede un regalo este miércoles. Va a jugar contra el Barça, equipo al que perteneció en 1992 y en el que tuvo el honor de ser dirigido por Cruyff; y a cruzarse con Setién, con el que vivió tres años de vino y rosas en Santander. Pablo atendió a As en Ibiza.

Doctor Pablo Alfaro, ¿qué le trae por Ibiza?

(risas). ¿Qué me trae por aquí? Pues me trajo una llamada del presidente, Amadeo Salvo, y del director deportivo, Fernando Soriano. Las dos personas que me convencieron para venir aquí. Después de mi etapa en el Mirandés, en el que conseguimos hacer un playoff de ascenso en una campaña bonita, pues estuvimos unos meses más relajados, colaborando con medios de comunicación, televisión, radio... Y me atrajo sobre todo el margen de crecimiento que el club tenía. Sobre todo por quién lo dirigía. Somos un club de autor, creo que eso lo tenemos todos claro. Un club cuyo alma-mater es Amadeo Salvo, al que la gran gestión deportivo no le asusta. Él adquirió el club hace cinco temporadas y se le puso en la cabeza llevarlo al fútbol profesional. Entonces, con pasos lentos pero sólidos, esta es nuestra ambición. Codearnos con los que están más cercanos al fútbol profesional.

La conclusión que uno saca cuando está un rato en las oficinas del club es que este Ibiza rompe con los tópicos. Ni fiestas en Pachá ni complejo de humilde. Organización, profesionalización y ambición. Esto es serio y aquí los jugadores no vienen a pegarse juergas. ¿Está de acuerdo?

Claro. Tenga en cuenta que, para nosotros, este regalo que nos ha dado el fútbol de enfrentarnos al Barça nos sirve para poner en conocimiento de la España deportiva que Ibiza en invierno también está viva y que no sólo es una isla estacional y de vacaciones, que también es cierto porque es un paraíso; pero que puede también tener proyectos industriales, empresariales y deportivos. Tenemos muy claro el perfil humano de futbolista que puede venir aquí y el que no puede venir jamás, salvo que sea en verano por vacaciones. Porque hay unas tentaciones que no existen en otros sitios. Hemos descartado a más de cinco y de seis jugadores por esas dudas. Si hay dudas, uno no puede venir a esta isla.

"En mi caso, el león sigue teniendo fuerza"

Pablo Alfaro

¿Prefieren ascender a Segunda que ganarle al Barça? En principio, ese es el proyecto del club.

Esto del Barça es una bendita distracción. Nosotros nos embarcamos en este proyecto para intentar acercar al Ibiza al fútbol profesional. Lo de la Copa te lleva a premios como este y a un partido con repercusión internacional. Y esto lo vamos a disfrutar. Lo que no podemos hacer es cometer el pecado de no disfrutarlo. Y la isla está loca. El campo es un hervidero. Las entradas se vendieron hace una semana. Es un acontecimiento deportivo que no se ha dado en la isla y la vamos a disfrutar.

¿Qué le mueve a usted Pablo para seguir en este circo? Ha jugado al fútbol de élite, ha ganado títulos en clubes grandes. Y ahora entrena a clubes de nivel más medio como Leganés, Huesca, Fuenlabrada, Mirandés, Ibiza... ¿Es la esencia del jugador o es la pasión por dirigir?

Es la esencia de este deporte. Cuando por imperativos de la edad no puedes seguir jugando, y eso que yo fui muy longevo porque hasta los 38 estuve dando guerra, si te sigue apasionando este mundo siempre he pensado que tienes dos áreas: los despachos y los banquillos. Y en mi caso, el león sigue teniendo fuerza como para estar cerca de los jugadores y en lo que uno cree. Y disfrutar. Es una manera de disfrutar diferente pero también congratula mucho.

Recuerdo un día en el que me explicó su primer entrenamiento a las órdenes de Cruyff. Los rondos, los sistemas de entrenamiento. A usted le descuadró totalmente y no sabía ni dónde estaba. ¿Ha sabido aplicar algo de aquello que le enseñó Johan a sus equipos?

Se pueden aplicar. ¿Sabe qué pasa con Johan? Que Johan fue un valiente del fútbol, muy valiente. Eso lo podemos decir los que estuvimos bajo su cargo. Su gran virtud fue la valentía porque él no inventó un sistema de juego, eso ya lo traía del Ajax. Pero lo trajo a un fútbol más competitivo. Y él tuvo la personalidad de hacerlo funcionar. De esa matriz, otros han evolucionado, como el Barça años después, y otros han copiado. Nuestra Selección supercampeona tenía muchos automatismos de ese equipo y el fútbol moderno tiene muchos de esos mecanismos. Yo eso lo conocí hace muchos años. Ese modelo ha ido evolucionando, pero se pueden aplicar y de hecho se aplican.

"La gran virtud de Cruyff fue la valentía porque él no inventó un sistema de juego"

Pablo Alfaro

Ahora vamos a Quique, pero es interesante preguntarle antes por el debate que se ha encendido después del primer partido del Barça con Setién. Usted que ha vivido entre el cruyffismo y el bilardismo de Caparrós en el Sevilla, ¿en qué punto del debate se sitúa? ¿Le gusta un equipo que da 1.005 toques y sólo tira seis veces a puerta?

(risas). Al final, es una estadística y es un indicador. La estadística más importante en nuestro deporte, la que todos buscamos, es la del marcador. Creo que eso es impepinable. Y por ella trabajamos todos, de una manera o de otra. Siguiendo un modelo u otro. Que tú tengas el balón... Tú puedes ser un equipo muy defensivo teniendo el balón. Es una manera de defender. Puedes ser más ofensivo estando en el campo rival. Pero son términos amplios, relativos, matizables. Pero si tienes el balón más que el rival, en campo contrario y teniendo ocasiones, sí estás atacando. Si estás en tu campo, vas combinando, no progresas nunca, y no generas nada, defiendes con el balón. Es importante respirar con balón para luego aportar otro mecanismo. Sé que es un debate que os gusta mucho, que es recurrente y está muy bien. No porque lo diga yo, pero si empieza a tirar de estadísitica y de datos de los últmos Mundiales o Champions, los equipos que han ido ganando, han ido reduenciendo los datos de posesión de balón. Porque cuando lo han tenido han sido eficaces. Es un debate bonito y futbolero. Pero la mejor estadística es la del marcador.

¿Cómo diría que juega su Ibiza?

Somos conscientes de que el Barça es muy poderoso y favorito. Pero nosotros somos un equipo que quiere ser protagonista. Al menos en nuestra categoría. Iniciamos desde atrás, nos gusta tener el balón. Y tener el balón con un objetivo claro, tener el balón. A nivel defensivo, nos gusta ser un equipo agresivo y que juegue lejos de la portería. Y, sobre todo, un equipo que transmita.

Pablo Alfaro charla con AS en la previa de la eliminatoria de Copa ante el Barcelona.

El bombo y el despido de Valverde han dejado un Ibiza-Barça en el que se va a medir con Setién. Recuerdos de Cantabria, tres años juntos. ¿Quién era Setién en Santander?

Guardamos recuerdos bonitos de aquel Racing. Yo fui muy feliz y Santander es una ciudad que adoro. Era un Racing que le ganaba al Barça y al Madrid... Humilde pero que daba guerra en Primera. Quique, como dicen los italianos, era el metrónomo,, el fantasista del equipo. Tenía llegada, visión de juego. Veía el fútbol ya así. Era veterano, capitán y querido. Y siempre se ha mojado por el Racing. Es curioso, porque yo estuve tres años en Santander cedido por el Barça. Compartimos muchos momentos, mucha relación. Tertulias en su casa, en la mía. Me alegra mucho de que lo haya firmado el Barça y espero que le vaya bien desde el miércoles por la noche.

¿Y esa etiqueta que él siempre se ha colocado de cruyffista radical ya la tenía como jugador?

Le gustaba, lógicamente. Pero lo estamos viendo con la perspectiva del tiempo. Ya eran los tiempos en los que el Barça de Cruyff había triunfado. Los inicios de Johan en el Barça no fueron sencillos pero ese modelo se consolidó y a Quique le gustaba porque como futbolista era ideal. Y cuando ha sido entrenador, ha ido modelando y perfeccionando su idea. No tiene un pasado azulgrana y como entrenador pero en estas circunstancias.

¿Pero cree que le ha ayudado esa etiqueta?

Le ha ayudado, por supuesto, está claro. Y ahora que está allí, tiene la posibilidad de triunfar.

"Tiene mérito traer a Messi a Ibiza en invierno"

Pablo Alfaro, antes de la lista

Usted ha estado en un vestuario de un equipo grande. Y meterse en un vestuario con Messi o Piqué, que son grandes jugadores, grandes ganadores, y además veteranos, no debe ser fácil. Hay muchas cosas ahí. ¿Cree que Quique puede convencer a esos jugadores de que un gran Barça aún es posible?

Los egos en estos clubes son grandes, pero a veces nos pensamos que los vestuarios son más complicados de lo que realmente son. Posiblemente la clave está en llegar al niño que jugaba al fútbol y que todos llevan dentro. Ser capaz de conectar con ese niño que juega al fútbol, por más que hayan tenido vicisitudes, que hayan madurado, y que tengan empresas detrás porque no olvidemos que estos jugadores son ya empresas con mucha facturación, es clave.

Si a alguien le dicen en julio que Setién va a entrenar al Barça, casi se ríe. ¿Lo que ha pasado motiva a entrenadores de equipos medios a pensar que un día pueden alcanzar un grande, teniendo en cuenta como en su caso que incluso ha jugado en ellos?

Sí. Es verdad. Peero dependerá de quien conteste. En la elección de Quique, también ha habido conversaciones con otros técnicos, que lo han declinado. Eso le ha ayudado a ser entrenador del Barça. Pero el fútbol te da cabida. No hace falta haber sido un gran futbolista para ser entrenador. Que tiene un valor añadido, sí. Pero Robert Moreno ha sido seleccionador nacional cuando su currículo era ser ayudante de Luis Enrique siempre. Y ahora ya está en el Mónaco. Y con la Selección lo ha hecho muy bien. Yo tuve un entrenador que es Joaquín Caparrós, que tampoco fue un gran futbolista. Y Bordalás. No es sinónimo 'de'. Hay que ganarse a jugadores, directivos, afición...

¿Tiene algo original que decir de Messi?

Sí. Tengo algo original que decir de Messi. Yo soy de los que quiere que venga y, además, tiene mucho mérito traer a Messi a Ibiza en invierno (finalmente no fue parte de la convocatoria de Setién). Y creo que mis jugadores lo han conseguido, si es que finalmente viene. Porque a Messi lo vemos en verano en los restaurantes, en los yates y en las calas de Ibiza, pero si Quique lo considera oportuno lo vamos a hacer en invierno. Y eso es un mérito. A nivel futbolístico qué voy a decir. Habéis hecho crónicas y mil análisis del partido del debut de Quique. Pero si alguien que no entiende de fútbol ve lo que pasó pues lo resumirá fácil: lo gana el Barça y mete Messi. Y luego, analízalo como quieras. Es el mejor. Así que, juegue o no juegue, ojalá venga para disfrutarlo. Si queremos disfrutar esto como una fiesta, que esté Messi en ella.

Usted llegó a coincidir con él en el césped.

Recuerdo su pelo largo, aquella cara más de niño. Me acuerdo que en aquel momento, cuando él salió, había otro futbolista que salía como Bojan, y había apuestas en Can Barça para ver quién saldría mejor. Es imposible aguantar el ritmo de Messi. Bojan ha sido muy bueno, internacional, con una gran carrera. Pero son incomparables.

Usted ha formado parte de ese transatlántico que es el Barça. Y como central. En lo que pueda mojarse, ¿cree que el Barça tiene un problema en la defensa?

Es otro debate bonito, como el de la posesión. En Can Barça, la posición en la que menos se repara es la de central.Y es verdad que por número hay pocos. Me acuerdo de que cuando yo estuve allí que, en algún momento que estaba cabreadillo, declaré que en el Barça te acuerdas de los centrales como de la salud, cuando no está. Cuando la salud es buena, nadie piensa que estásano. Es una posición de riesgo en el Barça, pero para mí los que tienen son de talla mundial. Piqué y Umtiti son campeones del mundo y Lenglet. Que puedan pensar en incorporar a alguien más, pues ellos sabrán qué hacer".

Este miércoles no hay VAR, porque no se implementa hasta la próxima ronda. Quería saber su opinión sobre la herramienta. ¿De verdad esto le está haciendo algo bueno al fútbol? Lo pregunto porque el otro día el gordo le tocó a uno de los equipos que lleva dentro, el Sevilla.

Le tocó cerca, cerquísima... No le voy a decir nada porque me lo titula. A ver, el VAR ha venido para quedarse. No puedes ponerle frenos a la tecnología.

¿Usted cree que ya no tiene marcha atrás de verdad?

Creo que no. En muy pocos órdenes de la vida, en cualquier ámbito empresarial, industrial o de espectáculo, si retiras un avance tecnológico suena a fracaso rotundo. Se tiene que quedar, pero hay que mejorarlo mucho. Hay que unificar los criterios, tenerlos claros y que sea para que todos sean iguales. El VAR ha venido para hacer justicia y para que, aunque sepamos que la polémica siempre va a existir, se minimice. Es que estamos en un momento en el que se está amplificando la polémica. Antes se equivocaba el trío arbitral. Ahoar se puede equivocar el que está pasando frío, sudando, y los que están calientes en la sala VOR con un café. Hay que mejorar y creo que todo el mundo es consciente de ellos. Creo que es un año de adaptación.

No le sacaré el titular, pero dígame cuántos amigos de Sevilla le escribieron el sábado indignados con lo que pasó en el Bernabéu.

Bastantes, bastantes, bastantes...