REAL SOCIEDAD

El Reale Arena quiere sonreír por fin en la Copa del Rey

La visita del Espanyol será la tercera en la competición desde el comienzo de la remodelación. En las anteriores la Real no ganó y cayó eliminada.

El Reale Arena quiere sonreír por fin en la Copa del Rey
GORKA LEIZA DIARIO AS

El Reale Arena quiere sonreír por fin en la Copa del Rey. La afición de la Real Sociedad no sabe todavía lo que es disfrutar de una gran noche copera en su remodelado estadio. Desde que comenzaran las obras de reforma del estadio del donostiarra barrio de Amara, el equipo txuri-urdin ha jugado tres eliminatorias de Copa en su casa, con un bagaje muy negativo. No logró ganar en ninguno de los dos partidos delante de sus seguidores y quedó eliminado. Dicen que a la tercera va la vencida, y a eso se agarran en el vestuario donostiarra.

La relación de la Real con la Copa del Rey no es precisamente idílica en los últimos años. Su estadio no iba a ser menos. Y desde la reforma aún no sabe lo que es clasificarse en una eliminatoria copera. Hace dos temporadas, en la 2017-18, cuando las obras de reforma estaban en su fase inicial, visitó Anoeta el Lleida de Segunda B, después de que los donostiarras ganaran en el partido de ida. La Real se puso por delante, pero el equipo leridano le remontó de forma increíble para ganar 2-3 y protagonizar otro de los dolorosos episodios de los txuri-urdin en la Copa. Después, la temporada pasada, con las obras de remodelación en estado más avanzado, visitó Anoeta el Betis. Imanol Alguacil acababa de llegar al banquillo realista. En el partido de ida empataron sin goles, y en Anoeta la Real no pudo aprovechar el factor campo y empató a 2 quedando de nuevo eliminado delante de su afición.

Ahora toca el Espanyol en 1/16 de esta nuevo Copa del Rey a partido único hasta semifinales. Será la primera eliminatoria en el Reale Arena ya totalmente reformado y cerrado, la primera eliminatoria a partido único. Y muchos creen que ha toca una alegría. Pero a la Real le ha tocado una de las dos únicas eliminatorias entre equipos de Primera. Así que tendrá que sudar, por mucho que el Espanyol sea el colista de Primera y parezca que la Copa le sobra. Además, el último precedente copero entre Real y Espanyol se remonta a la temporada 1977-78, y fue negativo para los donostiarras, que cayeron eliminados contra los periquitos.