COPA DEL REY

La Copa llega a dieciseisavos: diferencias con el anterior formato

El nuevo formato ha dejado dos rondas cargadas de emoción y sorpresas, pero la tercera fase, primera antes, es muy similar a la de la temporada 2018-19.

Los jugadores del Getafe se lamentan por la edición ante el Badalona.
GORJA LEIZA DIARIO AS

La nueva Copa del Rey nació como un formato atractivo, agradable para los más modestos y que prometía emoción y recalcaba el mensaje de que en el fútbol no se puede dar nada por sentado. Dicho y hecho, las dos primeras rondas han estado cargadas de partidos igualados, de sorpresas, de grandes fotografías en pequeños campos. El torneo del KO ha cambiado y no volverá al antiguo modelo. Sin embargo, llegados los dieciseisavos, ¿qué diferencias se aprecian con años atrás?

Ahora, los clubes modestos reciben más ingresos de televisión, ya que hay dos rondas más emitidas con derechos de por medio. Más allá del plano económico, en el terreno deportivo, los resultados han deparado una ronda muy similar a lo que era anteriormente la Copa del Rey. Tomando como referencia la pasada temporada, los de Primera División entraban en los dieciseisavos de final. Es decir, hasta ese momento, eran exentos como lo han sido esta campaña los de la Supercopa.

Sin embargo, Luis Rubiales propulsó un cambio que obligaba a 16 equipos de LaLiga Santander a disputar dos eliminatorias más y que cruzaba a los de LaLiga SmartBank frente a más modestos con escasa posibilidad de verse las caras entre sí. Una idea que equilibraba las fuerzas, sobre todo por borrar el doble partido, que imposibilitaba las sorpresas frecuentes. De este modo, se ha hecho evidente el fracaso de los clubes de Segunda División, que han caído en masa hasta quedar solo seis representantes.

Los de Primera sí han dado la talla. Algunos de ellos han sufrido, como el Levante, el Mallorca, el Villarreal o el Granada, pero solo dos han dicho adiós a la Copa. El Alavés cayó estrepitosamente ante el Real Jaén el pasado mes de diciembre y el Badalona se impuso al Getafe aprovechando la expulsión tempranera de David Timor. El resto, de una manera o de otra, han conseguido solventar la papeleta y llegan a la ronda que otrora habría sido su primera prueba en la competición.

Así, la diferencia con respecto a años anteriores es mínima. La pasada campaña disputaron los dieciseisavos de final los 20 equipos de Primera, 6 de Segunda y 6 de Segunda División B. Este año, los mismos representantes de LaLiga SmartBank se jugarán una plaza en octavos, pero habrá dos menos de LaLiga Santander, fruto de la decepción de Alavés y Getafe. Sus plazas son ocupadas por dos clubes de la categoría de bronce.

En definitiva, a pesar de que el nuevo formato dé más facilidades a los pequeños, el hecho de que tengan que superar dos eliminatorias hace que los dieciseisavos no sean tan distintos a los del anterior modelo. La mayoría, eso sí, están de acuerdo; a la par que otros promueven la introducción de un sorteo puro. Así, se generaría una Copa totalmente abierta, aunque se vería con menor frecuencia imágenes como la de Unionistas celebrando la llegada de una cita histórica...