Al Rayyan
1
Finalizado

AL SADD 4 - AL RAYYAN 1

Xavi mete al Al Sadd en la final de Copa con su futuro en el aire

El equipo del catalán venció y convenció ante el Al Rayyan (4-1) en las semifinales de la Copa Príncipe. La sensación en las gradas es que podía ser su último partido en Al Sadd.

Xavi mete al Al Sadd en la final de Copa con su futuro en el aire
KARIM JAAFAR AFP

El Al Sadd de Xavi Hernández logró colarse en su segunda final esta temporada tras vencer de forma rotunda al Al Rayyan (4-1). Sin embargo, el partido fue algo más que una simple semifinal porque en las gradas se transmitía la sensación de cierto desasosiego ya que podría haber sido el último partido del técnico español en el banquillo del Al Sadd.

Lo cierto es que el Al Sadd fue en todo momento dominador del partido, ni tan siquiera cuando el rival se adelantó en el marcador, gracias a un gol en el minuto 16 de Awad Ahmed dio la sensación de que podía dar la sorpresa. Dos minutos después, el goleador y estrella del equipo, el argelino Bounedjah Baghdadi, marcó el gol del empate, pero el VAR le arrebató poder celebrarlo.

El Al Sadd persistió en su camino, buscando la portería rival de forma constante, y en el minuto 38 logró empatar gracias al acierto de Khoukhi. Cuatro minutos después fue Afif quien ponía el 2-1 en el luminoso, resultado con el que se fueron al descanso.

En la segunda parte, la superioridad del equipo de Xavi se incrementó, y fruto de ello llegaron los tantos de Al Hajri, en el minuto 54, y de Mercado, en propia puerta.

Al final, un 4-1 que mete al Al Sadd en la final de la Copa Príncipe que jugará contra el Al Duhail de Rui Faria, el que fuera ayudante de Jose Mourinho durante mucho tiempo y que lidera actualmente con comodidad la Liga qatarí, a nueve puntos por encima de Al Sadd, si bien este último con un partido menos.

Lo que está por ver es si Xavi jugará esta segunda final o si finalmente tendrá que ser otro entrenador. Por ahora, en la primera y única final que disputó como entrenador, se llevó el gato al agua al conquistar la Supercopa de Qatar (1-0) precisamente contra el Al Duhail.