COPA DEL REY

Ibiza y Mérida completan la segunda ronda de la Copa

Ambos equipos fueron los vencedores de los dos partidos aplazados por el temporal que afectó a sus campos en diciembre. El fin de semana disputarán la siguiente fase.

Los jugadores del Mérida celebran el pase a la segunda ronda de Copa del Rey.
Mérida Twitter

Ya se conocen los 56 equipos que disputarán a partir del próximo sábado la segunda ronda de la Copa del Rey. Otros 54, aunque especialmente el Celta y el Albacete, esperaban con ansia descubrir la lista completa, en 'stand by' tras el aplazamiento de dos partidos por el fuerte temporal que asoló la Península Ibérica el pasado mes de diciembre. Así, quedaron para esta noche el enfrentamiento entre Mérida y La Nucía y el cruce de Pontevedra e Ibiza. No obstante, la RFEF ya asignó un rival en la siguiente fase para ambos, independientemente de lo que sucediese en los partidos. El ganador del primero jugará como local ante el Celta (domingo, 16:00); el del segundo se verá las caras con el Albacete (sábado, 20:00). 

Pontevedra 0 - Ibiza 2

Un partido más, pero con 17 minutos menos. Pontevedra e Ibiza jugaron los 73 restantes, al reanudarse el encuentro con 0-0 en el marcador. Quizás fruto de la circunstancia, el equipo balear se supo adaptar mejor a las condiciones del choque y se adelantó a la media hora de duelo. Grima, gracias a un potente disparo desde la frontal del área, acercó algo más a los suyos a verse las caras con el Albacete. Tras el tanto, los gallegos metieron una marcha más, sin ninguna ocasión reseñable. Aun sin tener el control de pelota, el Ibiza era más eficiente y Mariano estuvo cerca de anotar el segundo al filo del descanso. Tras la reanudación mismo patrón, hasta que Rodado sentenció con una gran volea a envío de Javi Pérez. Adighibe estuvo cerca de darle emoción, pero Germán rompió en añicos las ilusiones del Pontevedra. El Ibiza conquistó Pasarón y ya tiene al 'Alba' entre ceja y ceja.

Mérida 2 - La Nucía 2

Menos tiempo tenía el Mérida para remontar el gol de Fofo. Cuando el árbitro indicó el arranque del partido ya eran 37 minutos los que se reflejaban en el marcador. Si bien la idea era clara, los locales no encontraron el premio del gol. Mario estuvo cerca, pero Óscar Fornés lució brillante. No fue la primera mitad más extensa que se recuerda, pero sí dio tiempo a modificar el electrónico. Fofo la puso, Juanji cedió y Titi amplió diferencias. El público (cerca de 1.200 espectadores) se quedó mudo: su equipo estaba contra las cuerdas. Pero no dejó de creer y, en el arranque, Jesús Mena recortó. Veinte minutos después, tras intercambio de dóciles golpes, Antonio Pino puso las tablas con una magnífica y potente definición. Todavía tendría el conjunto emeritense la oportunidad de festejar, pero Gaspar no pudo superar a un muro llamado Fornés. La prórroga dio pie a poco más que una estirada de mérito de Javi Sánchez. En los penaltis, la balanza se decantó del lado del Mérida con solo cinco de las diez penas máximas convertidas. Con épica, el Estadio Romano ya espera al Celta.