SUPERCOPA | VALENCIA

El Valencia llegó al lujoso Ritz-Carlton, frente al mar Rojo

Equipado para alojar a la familia real. Poca expectación en la llegada al hotel del equipo ché. Se entrena a las 18:30; hablan Celades y Gayà.

Llegada del Valencia a su hotel en Yeda
JAVIER GANDUL

La noche cerrada recibió al Valencia cuando aterrizó en Yeda, a las 00:30, 22:30 en España. Le esperaba el Ritz-Carlton, su hotel de concentración. En el chárter, todos, 26 futbolistas, incluidos los cinco lesionados. Pasaban las 02:00 cuando su autobús arribaba en el hotel. En el hall apenas cinco personas, todas saudís… Y trabajadores del hotel. Si hubiese querido entrar un aficionado, imposible. La escrupulosa seguridad en la puerta del complejo, rodeado de altos muros, impedía el acceso. Es el ministerio del país quien debe permitirlo. Lo intentó un joven árabe. Denegado.

El Ritz-Carlton es uno de los hoteles más lujosos de Yeda, con 30 de sus habitaciones equipadas para alojar a miembros de la familia del príncipe saudí, todo lujo y unas de las mejores vistas de la ciudad: a la fuente del Rey Fahd, monumento de la ciudad, con un espectacular chorro de agua iluminado por 500 focos en la noche. Alcanza los 312 metros de altura para formar una cortina de bruma sobre el mar Rojo.

El día para el Valencia en Yeda comenzará a media tarde, cuando se dirija al centro de entrenamiento de Ittihad, donde se ejercitará antes de la semifinal ante el Real Madrid de mañana (20:00 hora española). Será durante una hora, desde las 18:30, sobre un césped muy seco. Celades y Gayà atenderán a la Prensa. Quizá allí el joven saudí logre acceder para tener esa foto que buscaba ayer en la noche cerrada. La del Valencia. Hoy tan cerca, siempre a 4.000 kilómetros. Otro hincha anoche sí la logró en el Ritz vestido con la camiseta che. El sí obtuvo el permiso del ministro.