INTERNACIONAL

Los grandes de Europa centran sus objetivos en 2020

Pasada la mitad de la temporada, las prioridades de los clubes en cuanto a títulos se refiere ha variado respecto a las expectativas del inicio de curso.

Los grandes de Europa centran sus objetivos en 2020
AS

Intentar abarcarlo todo es complicado. Cuando comienza la temporada, los grandes clubes de Europa aspiran a tener un año de ensueño y se refuerzan con la esperanza de luchar por todas las competiciones, pero pasada la mitad de la temporada, la mentalidad cambia y lo lógico es atinar algo más el tiro en un título concreto. En Inglaterra, la Premier está casi sentenciada, por lo que el resto de equipos fuertes, algunos en crisis, han puesto su mira en otros objetivos. La disputada Bundesliga también ha cambiado las prioridades del poderoso Bayern, mientras que el PSG mira mucho más alto de sus campeonatos nacionales, por poner algunos ejemplos. 

Estos son las prioridades de los grandes clubes de Europa

Real Madrid y Barcelona

Aunque suene a tópico, la rivalidad entre Madrid y Barça obliga a los dos equipos a aspirar a todas las competiciones, empezando por la próxima Supercopa de España. A diferencia de otras temporadas, en las que el Madrid se desentendió rápidamente de LaLiga y se centró en la Champions, en esta temporada están muy parejos en la competición doméstica. Ambos están clasificados para octavos de Champions (donde el Madrid lo tiene un poco más difícil por la entidad de su rival) y a dieciseisavos de Copa del Rey, en la que aún no han debutado esta temporada. 

Atlético

Su irregularidad en inicio de liga ha hecho que por primera vez en varias temporadas, pelear el primer puesto del campeonato a Madrid y Barça parezca un objetivo poco verosímil. En la Champions le tocó bailar con la más fea, el Liverpool, por lo que pasar a la siguiente ronda sería un éxito en mayúsculas que ayudaría a los colchoneros a tomar impulso en la competición. Al igual que ocurre con Madrid y Barça, en Copa y supercopa de España está todo por decidir.

Liverpool

Tras la conquista de la Champions, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes, en Anfield tienen clara cuál es su obsesión en este 2020: la Premier. Tras 30 años sin ganar la liga, el Liverpool va como una avión en la competición doméstica, a 13 puntos del segundo clasificado con un partido menos y en la que no pierde un encuentro desde hace un año. La Champions también es un objetivo, claro está, pero no obsesiona tanto en Anfield como la Premier. 

City

Con la Premier prácticamente decidida, el City de Guardiola se juega todo el éxito de la temporada a una sola carta, la de la Champions. Cuando los citizens ficharon al técnico español, lo hicieron con la esperanza de que el club del Etihad por fin lograr una hazaña importante en Europa pero desde la llegada del ex del Barça, nunca superaron los cuartos. Para colmo, su rival en octavos este año será el Madrid. El morbo está servido.

Chelsea

Sin ser favorito en ninguna competición, afianzarse entre los cuatro primeros de la Premier y llegar lo más lejos posible en la Champions, donde se enfrentará al Bayern en octavos, sería un buen balance para el conjunto de Stamford Bridge. Además, está la FA Cup, un título que en los últimos años no se le ha dado nada mal.

Tottenham

La llegada de Mourinho impulsó a un Tottenham que iba a la deriva llegando a coquetear con los puestos de descenso después de su espectacular temporada el curso pasado, en la que fueron finalistas de la Champions. Ahora, el casi único objetivo de los spurs es meterse en puestos europeos, son sextos, y pasar a la siguiente ronda de la Copa de Europa, en la que tuvieron suerte en el sorteo de octavos y se enfrentarán al Leipzig.

United

Después de años de fracasos, el único objetivo del United es volver a disputar la Champions la temporada que viene, ya sea metiéndose entre los cuatro primeros de la Premier o, como hizo hace dos temporadas, por ganar la Europa League, en la que tendrá que superar al Brujas en la próxima ronda.

PSG

Con la Ligue 1 prácticamente en el bolsillo, otro año más ( saca siete puntos al segundo con un partido menos), el PSG volverá por enésima vez a poner todos sus esfuerzos en la Champions. Después de varios batacazos, las casas de apuestas le colocan entre los grandes favoritas. Casi todos los analistas coinciden: desde la llegada de los petrodólares al club parisino, nunca han sido tan fuertes como en esta temporada.

Juventus

Un equipo que cuenta con Cristiano Ronaldo en sus filas no tiene más remedio que aspirar a todo, pero sin duda, en Turín la gran obsesión es la Champions, en la que además, se enfrentarán a un rival asequible en octavos, el Leverkusen. La Serie A siempre es un objetivo, pero este año, con un Inter muy fuerte, es lógico que los juventini pongan toda la carne en el asador por la máxima competición doméstica antes que gastar fuerzas en la liga, a la que de todas formas aspiran.

Inter

Eliminados de la Champions, desbancar del título a la Juventus después de ocho scudetti consecutivos de los bianconeri es más una obsesión que un objetivo. La Europa League redondearía la temporada pero no es la prioridad de un club que quiere que su nombre vuelva a ser uno de los más temidos del continente.

Nápoles

La contratación de Ancelotti no salió como se esperaba y tras un mal inicio de temporada (el peor en los últimos ocho años), el Nápoles despidió al extécnico del Madrid y fichó a Gattuso, cuyo único objetivo es relanzar al equipo lo suficiente para colocarlo en puestos europeos.

Bayern

Para el Bayern, pensar en un objetivo que no sea la dominación absoluta de todas las competiciones no entra dentro de su ADN, pero tras siete años reinando en la Bundesliga con solvencia y centrado esfuerzos en la Champions, esta temporada debe volver a poner su punto de mira en la competición doméstica más que en la europea. La liga alemana está muy igualada y durante algunas jornadas, los bávaros ni siquiera han estado en puestos de Champions. Despedido Kovac, Flick tiene claro que lo primero es la Bundesliga, y después todo lo demás.

Dortmund

Bundesliga, Bundesliga y más Bundesliga. Llegar lejos en la Champions nunca está de más pero el Dortmund sabe que tiene que aprovechar el bajón de esta temporada del Bayern para volver a conquistar la liga alemana. Pocas oportunidades como la de este año va a tener.