REAL MADRID

Zidane no pide fichajes

La idea del técnico y del club es no acudir a este mercado de invierno. El francés confía plenamente en la actual plantilla. Se buscarán dos salidas.

Zidane no pide fichajes al Real Madrid.
INMA FLORES DIARIO AS

El Real Madrid afronta el mes mucho más pendiente del césped que de los despachos. Lo que consiga el equipo en esta exigente cuesta de enero de seis partidos y la Supercopa de España en Arabia Saudí va a condicionar su rumbo hasta final de temporada, por lo que la atención la centra el apartado deportivo. A nivel de mercado va a haber poco movimiento: según ha podido saber AS, salvo giro inesperado de los acontecimientos, el club y Zidane tienen decidido no fichar. Sí pretenden dar salida ya a dos jugadores en forma de cesión: Mariano y Brahim.

La situación actual es muy similar a la vivida en verano. Zidane no quiere a nadie que no sea Pogba, como informó este periódico el pasado día 28, pero el entrenador es consciente de que el club no está por la labor de satisfacer ese deseo porque el Manchester United ni le pone precio a su estrella. En todo caso, la suya sería una megaoperación estival. La explosión del uruguayo Valverde (21 años) ha sido clave en este punto.Tampoco es que Florentino Pérez sea muy proclive a asomarse a la ventana de invierno. Entre sus dos mandatos se ha movido siete veces en este mercado, invirtiendo sólo 48,8 millones de euros. La última incorporación fue en 2019, Brahim, después de que no hubiera refuerzos en 2016, 2017 y 2018.

Hay sintonía entre Zidane y el club

Zizou, además, no le tiene mucha fe a las compras invernales. Confía en su plantilla, un mensaje que se encarga de repetirle y de enunciar en cada rueda de prensa, y no ha pedido novedades para la segunda mitad de la temporada. No sin cierta irregularidad, el equipo le ha respondido según lo esperado al iniciar el curso.

Con estos actores, cabe recordar las escenas que se vivieron en la recta final de la primera etapa de Zidane en el banquillo del Bernabéu. El Madrid encaró 2018 en un mar de dudas, muy descolgado del liderato en la Liga y eliminado en la Copa del Rey por el Leganés, que le echó tras conquistar el Bernabéu (1-2) en cuartos. Entonces el club estaba convencido de fichar a Kepa Arrizabalaga, aún en el Athletic, por su cláusula, de sólo 20 millones; Zizou se negó y en agosto, previa renovación, el Chelsea firmó al portero pagando los 80 millones que había pasado a costar.

Ese incidente originó las primeras tiranteces en la buena relación de Florentino y Zidane, que hizo las maletas en mayo. El club consideraba que el de Kepa era un fichaje estratégico que se descartó por el 'no' del técnico, que vio reforzada su gran apuesta por sus chicos al alzar una Decimotercera en Kiev en la que pocos creían meses antes. Ahora no habrá discrepancia alguna.