REAL MADRID

Benzema: objetivo renovación

Acaba su actual contrato en 2021, pero la idea del francés y la del club es ampliarlo uno o dos años más y que se retire de la élite como madridista. El PSG, al acecho...

Benzema y el Real Madrid quieren seguir cogidos de la mano. El delantero se ha convertido en un líder por méritos propios y sus goles, en un Madrid con problemas de cara a la portería contraria, son más necesarios que nunca. Por eso, el objetivo del francés y del club blanco es prolongar el contrato actual que une a ambas partes (hasta 2021) por una o dos temporadas más. Benzema cumplió 32 años el pasado día 19, por lo que la renovación significaría asegurar prácticamente su retirada del fútbol de élite como madridista. 

Las dos partes están por la labor, aunque no tienen prisa. Las primeras tomas de contacto informales se han ido produciendo y como en las últimas renovaciones de pesos pesados madridistas (Varane, Kroos...), no habrá curvas. La renovación cuenta con la bendición de Zidane y ni siquiera la edad de Benzema, en una negociación para renovar hasta 2022 (la postura inicial del club) ó 2023, es un factor tan determinante como podía parecer a priori.

En el caso de firmar hasta 2023, Benzema terminaría ese nuevo contrato con 35 años, pero los futbolistas de élite han alargado su etapa de madurez. Precisamente éste es un buen ejemplo. El último año y medio del francés ha sido excepcional en cuanto a puntería (46 goles) y su mejoría física es palpable. Karim ha afinado sus hábitos y su figura, reduciendo drásticamente sus lesiones, especialmente las musculares. Esta temporada lo ha jugado casi todo (es el segundo de la plantilla en minutos, con 1.948') sin percance físico alguno. La pasada sólo se perdió tres encuentros por dos lesiones menores (una de ellas fue la famosa fractura de meñique) y lejos quedan campañas como la 2015-16, cuando sufrió seis lesiones...

Alejar al PSG y al Lyon

En Chamartín se ha valorado muy positivamente el paso adelante de Benzema, también más maduro mentalmente. Donde Bale fracasó a la hora de tomar la bandera goleadora dejada por Cristiano, el de Lyon sí asumió la responsabilidad. Incluso se le ha considerado, en Europa, como un delantero infravalorado. También, con una renovación, el Madrid ahuyentaría cualquier opción de una salida de Benzema a otro grande europeo. El PSG, ávido de encontrar un nueve que sustituya a Cavani y mejore a Icardi, lleva tiempo al acecho. También está atento el Olympique de Lyon, el club que le vio nacer como futbolista. Lo dijo primero su director deportivo, Juninho Pernambucano ("He intercambiado mensajes con Karim y mi deseo es proponerle que se retire con nosotros") y luego Jean-Michel Aulas, el presidente del club francés, también se abonó a ese sueño: "Hoy es imposible, pero pasado mañana...". Francia, o al menos sus clubes, le reclama, pero el futuro de Benzema es madridista.