REAL MADRID

El Madrid tendrá que pagar para recuperar a Odegaard

El equipo blanco debe pagar cuatro millones si rompe el pacto de cesión por dos años. En la Real son conscientes de que el Madrid tiene en mente recuperar a Odegaard.

Martin Odegaard tendrá la última palabra el próximo verano sobre su segunda temporada cedido en la Real Sociedad. Porque todo lo que pase con el jugador noruego dependerá en última instancia de su decisión. Igual que ocurriera la pasada pretemporada, el Real Madrid volverá a respetar lo que decida y no forzaría su regreso al club blanco. Pero la amenaza de que Odegaard no cumpla su segundo año cedido en la Real es más real que nunca, aumenta al ritmo de sus buenas actuaciones y de eso son conscientes en las oficinas de Anoeta.

Como publicó AS el pasado jueves, el Madrid ha iniciado su plan para recuperar a Odegaard. Eso sí, desde la Real Sociedad se insiste en que nadie del club blanco les ha comunicado su intención de recuperar al talento nórdico en junio de este próximo año, todavía no hay ninguna conversación en ese sentido, aunque son conscientes de que según avance la presente temporada se sentarán a hablar para cerrar la segunda parte del acuerdo que tienen firmado.
El punto clave es qué pasa con ese segundo año, pactado, de cesión de Odegaard en San Sebastián. La cesión se hace de temporada en temporada por cuestiones federativas, lo que significa que en junio, ambos clubes deberán volver a firmar su segundo año de cesión en la entidad donostiarra.

La multa. Y, llegados a ese punto, en caso de que el Real Madrid decida recuperarlo está obligado por contrato a comunicárselo a la Real antes de que termine la temporada actual y, según una cláusula, estaría obligado a pagar una cantidad en concepto de penalización, que puede ascender a más de cuatro millones de euros. Esa cifra sería lo que le cuesta a la Real hacerse cargo de todos los gastos del jugador noruego si se cumplen los dos años del acuerdo. Aunque debido a la buena relación entre ambos presidentes es más que factible pensar en que el Madrid no llegase a pagar esa penalización.

Con todo, la conversación entre ambas partes no se ha producido aún y no hay visos de que vaya a producirse en breve. Pero en la Real empiezan a prepararse para un regreso de Odegaard al Bernabéu que está, realmente, en manos del Madrid y del propio Odegaard.

Kubo y otras monedas de cambio

A la hora de esquivar el pago de esa penalización de 4M€, además del buen trato entre las directivas presididas por Florentino Pérez y Jokin Aperribay, también es factible que en el contrato de cesión se haya incluido, en su defecto, la posibilidad de incluir la cesión de otro jugador para cubrir la marcha de Odegaard. En ese sentido, desde Japón se ha hablado esta misma semana del posible interés en que Take Kubo, futbolista propiedad del Madrid, fuera el sustituto de Odegaard en San Sebastián.

La Real está muy pendiente cada mercado estival de los descartes del Madrid. Hace dos veranos se hizo con la cesión de Theo Hernández, en agosto pasado con la de Odegaard y estuvo cerca de no ser el único. El club txuri-urdin estuvo tanteando otro fichaje más perteneciente a la entidad madridista, el de Borja Mayoral, aunque finalmente contrató al sueco Alexander Isak como acompañante de Willian José.