LEGANÉS

El Leganés retorna entre niños y sin recuperar efectivos

Los pepineros han vuelto para preparar el duelo del viernes ante el Valladolid. Cerca de un centenar de aficionados ha acudido a la sesión. Aguirre se ha visto con la dirección deportiva.

El Leganés retorna entre niños y sin recuperar efectivos
JAVIER MARTIN DIARIO AS

Siete días y dos horas después, el Leganés ha vuelto al trabajo. Hoy los de Javier Aguirre han regresado a los entrenamientos a las 16:30. Las vacaciones no han durado mucho para un equipo, el pepinero, que el domingo de la semana pasada cerró el 2019 futbolero ganando al Espanyol y que será el primer equipo (con Valladolid) en inaugurar el 2020. El viernes 3 los dos se dan cita en Pucela. De ahí la premura en el retorno. 

Ha sido una vuelta sin novedades. Ninguno de los lesionados ha llegado a tiempo para comenzar el trabajo. Recio, Bustinza, Szymanowski y Siovas no han pisado el césped. Este último continúa en Grecia, recuperándose de su problema de rodilla. Como el resto de sus compañeros tocados (salvo Szymanowski) está previsto que vuelva sí o sí para el fin de semana copero del 10 de enero frente al Real Murcia. 

Marc Navarro tampoco ha participado en las últimas jornadas por problemas físicos, pero en su caso, el catalán sí que está recuperado. Antes de jugar con el Espanyol ya se entrenó con el grupo. Aguirre no le dio presencia en la lista por pura prudencia. Para que cogiera ritmo. 

Aguirre, junto a Indias y Moreno Pavón

Él y todos sus compañeros han sido jaleados por cerca de un centenar de aficionados que, aprovechando las fiestas navideñas y que la sesión era a puerta abierta, han ido a la Instalación Deportiva Butarque a saludar a sus ídolos. La mayoría eran niños. 

Los chavales han podido ver a los futbolistas y a un Javier Aguirre que ha tardado algo más en salir al césped. Lo ha hecho seguido de Txema Indias, director deportivo del Leganés, y de Felipe Moreno Pavón, secretario técnico. Seguramente los tres hayan departido en la vuela al trabajo del próximo mercado estival, ése en el que está previsto que el Leganés haga, mínimo, media docena de movimientos entre llegadas y salidas.