LAS CONFIDENCIAS DE MÍSTER VAR

La UEFA pedirá a la International Board una revolución total del VAR

Platini dijo antes de ser inhabilitado que introducir la tecnología en el fútbol era “abrir la caja de Pandora y jugar con fuego”. Pero su consejo cayó en saco roto.

La UEFA pedirá a la International Board una revolución total del VAR

Década de revolución tecnológica en el fútbol. Platini dijo antes de ser inhabilitado que introducir la tecnología en el fútbol era "abrir la caja de Pandora y jugar con fuego". Pero su consejo cayó en saco roto. En la última década fueron llegando a los estadios los balones con chip, la línea de gol, los auriculares para la comunicación entre los árbitros, el uso de ordenadores en los banquillos, la tecnología miCoach que permite monitorizar el rendimiento de los jugadores y, como guinda del pastel, el videoarbitraje, el controvertido VAR. Ceferin, que tomó el relevo de Platini en la presidencia de la UEFA, está que trina con el VAR y pedirá una renovación total del sistema a la International Board (IB), el órgano regulador de las Reglas del Juego.

Reunión en Belfast el próximo 29 de febrero. La IB se reunirá en Belfast el sábado 29 de febrero. Estudiará si aceptar o rechazar las propuestas de la UEFA, que pide introducir un margen de error de quince centímetros en el fuera de juego ya que, en opinión de Ceferin, "la colocación de las líneas que se muestran en las pantallas y que determinan las posiciones de los jugadores son subjetivas". "No puede ser que caigas en fuera de juego por calzar un número de pie mayor que el defensa o por tener la nariz más grande", explicó gráficamente el presidente de la UEFA.

Las manos en el área, otra reclamación. La UEFA hizo un experimento con los entrenadores. En la cumbre estaban, entre otros, Klopp, Guardiola, Allegri, Ancelotti y Zidane. Rosetti, jefe del VAR en la UEFA, les puso a los técnicos una jugada de área, una mano dentro del área, y les pidió su opinión sobre si consideraban que debía ser sancionada como penalti o no. Se armó un lío gordo: la mitad dijeron que sí y la otra mitad, que no era penalti.

Una 'chance VAR' por equipo y por tiempo. Por último, los entrenadores plantearon una duda razonable: ¿Por qué en casi todos los deportes el deportista también tiene potestad para pedir el VAR y en el fútbol eso sólo es cosa del árbitro? Como idea de futuro: ¿Qué pasaría si se le diera a cada equipo la ocasión de pedir el VAR una jugada en cada tiempo? Por ejemplo, a Piqué en Anoeta o a Varane en el Camp Nou. ¿No se obligaría así a los árbitros a no pasar nada por alto, a revisar especialmente todas las jugadas de área?