Finalizado

SUPERCOPA | JUVENTUS 1-LAZIO 3

El Lazio tumba a la Juve de Cristiano y levanta la Supercopa

El exmadridista rompió su racha de finales ganadas (12) ante los biancocelesti, que triunfaron 3-1 gracias a los tantos de Luis Alberto, Lulic y Cataldi.

El Lazio tumba a la Juve de Cristiano y levanta la Supercopa
GIUSEPPE CACACE AFP

El Lazio ganó su quinta Supercopa italiana batiendo 3-1 a la Juventus de Cristiano, dando batalla como se esperaba y confirmándose como el único equipo capaz de quitarle algún título a los de Turín. Sarri falló así su primer gran examen bianconero y Cristiano rompió su racha de finales ganadas: había llegado a 12.

El entrenador juventino dejó en el banquillo a De Ligt (prefirió a Demiral) y como lateral derecho alineó a De Sciglio, al que Lulic sentó en el 17’ con una finta de la que nació el tanto del 0-1. El bosnio centró para Milinkovic, cuyo pase de la muerte llegó a Luis Alberto, que ya había rozado el gol dos veces y abrió merecidamente la lata.

En el tramo final de la primera parte la Vecchia Signora empezó a controlar el juego y el empate llegó de un remate de Cristiano, neutralizado por Strakosha, con Dybala listo en aprovechar el rechace a puerta vacía.

El tridente ‘Dygualdo’ aguantó hasta el 66’, cuando Sarri sustituyó a Higuaín con Ramsey para pasar del 4-3-3 al 4-3-1-2. Su prudencia no evitó que, siete minutos después, los capitalinos se volvieran a adelantar: Parolo peinó un centro de Lazzari para Lulic, que firmó otro tanto histórico tras el del 2013, en el derbi de la final de Copa con el Roma.

La Juve buscó el asalto sin éxito y, en la última jugada, Bentancur fue expulsado en el contragolpe de la sentencia, que firmó Cataldi con una maravillosa falta. Los biancocelesti cumplieron su misión: para un enfurecido Sarri ya llegó el tiempo de las críticas.


Inzaghi: "Hemos hecho algo mágico"

Simone Inzaghi, técnico del Lazio, aseguró este domingo que su equipo hizo "algo mágico" al doblegar 3-1 al Juventus Turín en Riad (Arabia Saudí) y al conquistar la quinta Supercopa italiana de su historia. El Lazio, que hace dos semanas infligió al Juventus el primer revés de su temporada, triunfó con mérito este domingo gracias a los goles del español Luis Alberto, el bosnio Senad Lulic y el italiano Danilo Cataldi, ante un cuadro turinés al que no le bastó el momentáneo empate del argentino Paulo Dybala. "Hemos hecho algo mágico. Es increíble ganar dos veces al Juventus en tan poco tiempo. Es una victoria merecida de un grupo fuerte que siempre ha creído en lo que hacía. Se lo merece", afirmó Inzaghi al acabar el partido de Riad, en declaraciones a la televisión nacional italiana "Rai".

Es el tercer trofeo de la gestión Inzaghi, tras la Supercopa italiana de 2017, ganada también contra el Juventus, y la Copa Italia del pasado mayo, conquistada contra el Atalanta.

El técnico italiano dedicó la victoria a su familia y a las personas "que siempre estuvieron", también en los momentos complicados, y animó a sus jugadores a que sigan trabajando para poder disfrutar de estas satisfacciones. "Debemos seguir trabajando para disfrutar de noches como esta. Esta victoria es fruto del trabajo de estos chicos", aseguró el preparador del conjunto romano, que ocupa la tercera posición en la Serie A italiana. - EFE


Sarri: "Llorar no nos resolverá los problemas"

Maurizio Sarri, técnico del Juventus Turín, cuyo equipo perdió este domingo la Supercopa italiana contra el Lazio, consideró que "llorar" no "resolverá los problemas" y recordó que todavía quedan muchas competiciones por las que pelear.

El Juventus perdió 3-1 este domingo en Riad (Arabia Saudí) contra el Lazio, al recibir los goles del español Luis Alberto, el bosnio Senad Lulic y Danilo Cataldi, en un partido en el que el argentino Paulo Dybala había dado a los turineses el momentáneo 1-1. "Hemos llegado a este partido con pocas energías físicas y mentales, puede pasar. Teníamos un poco menos energías que ellos y el Lazio vive un momento de confianza total. Lo sentimos por haber perdido un trofeo, pero todavía nos quedan muchas competiciones abiertas en estos cinco meses", afirmó Sarri, en declaraciones facilitadas por el Juventus.

"Estamos amargados, pero llorar no nos resuelve los problemas", prosiguió el preparador italiano, quien perdió la oportunidad de levantar el primer trofeo como técnico juventino. Sarri destacó que su equipo estuvo poco brillante, pero no quiso dar importancia al hecho de que el Juventus haya encarado este partido con dos días de descanso menos que el Lazio. "En el campo podíamos trabajar mejor en los extremos y hemos interpretado el partido de una manera que nos hizo gastar más energías. Pero en mi opinión no perdimos por el cansancio, sino por la poca brillantez", dijo. - EFE