REAL MADRID

Zidane blindará al Real Madrid con el regreso de Casemiro

El entrenador madridista también recuperará a Mendy para jugar de lateral zurdo en sustitución de Marcelo (lesionado) y de Nacho, que jugó en Valencia ocupando esa misma demarcación.

Casemiro volverá a la titularidad ante el Barcelona tras no haber jugado en Valencia. Zidane confía plenamente en el brasileño.
PEPE ANDRES DIARIO AS

Zidane blindará al equipo en la visita al Camp Nou con el regreso de Casemiro al once inicial, después de que el brasileño descansara por precaución en Mestalla (está a una amarilla de la sanción en Liga). Era su primer respiro en lo que va de curso, porque fue titular en los primeros 21 partidos y sólo se había perdido 60 minutos (30' ante el Levante y otra media hora contra el Galatasaray). "Únicamente pensaba en el partido del Valencia", se justificó Zidane ante la suplencia del brasileño.

Lo cierto es que Case se ha convertido en insustituible para el técnico, que no contempla un Clásico con su ausencia. Junto a él estarán tres centrocampistas más: Kroos, Valverde y Modric. De este modo, Zizou repite el esquema que tan buen resultado le dio ante el PSG, aunque esta vez Modric parte con ventaja de inicio sobre Isco.

Para terminar de fortalecer el once, el entrenador blanco recupera a Mendy en el lateral izquierdo, que se perdió el duelo ante el Valencia por sanción (jugó Nacho). El francés se ha convertido en un especialista defensivo. Lo demostró especialmente en tres partidos: ‘secó’ a Chukweze contra el Villarreal, a Navas ante el Sevilla y a Portu frente a la Real Sociedad. Su seguridad defensiva será clave en una banda que en los últimos años siempre atacó el Barça para aprovechar la vocación ofensiva de Marcelo...

Por su parte, Kroos atraviesa uno de sus mejores momentos como futbolista del Real Madrid. Contra el Valencia en Mestalla rozó la excelencia. Repartió 108 pases y 105 de ellos fueron buenos (el 97,2%). Eso supone un récord en LaLiga esta temporada. Los números del alemán evidencian su mejoría con respecto a su pobre curso pasado. Es fijo para Zidane: ha disputado 1.523 minutos (el 76,9% del total) y ha recuperado su capacidad para llegar a los metros finales. Lleva ya tres goles, dos más que toda la temporada pasada. Está muy cerca de mejorar su mejor cifra goleadora desde que viste de blanco, los cinco tantos que logró en la temporada 2017-18, cuando levantó su tercera Champions consecutiva con Zidane en el banquillo.

Además, Bale (30 años) tendrá mañana una nueva oportunidad de reivindicarse en un Clásico. Hasta el momento, el galés ha disputado cinco encuentros ante el Barcelona en el Camp Nou, donde ha vivido de todo: ha ganado una vez, empatado otra y perdido en tres ocasiones. Ha sido sustituido en tres ocasiones (en la campaña 2015-16 fue relevado por Zidane en el minuto 89 por Lucas Vázquez para perder tiempo), mientras que sólo ha marcado un gol: un potente zurdazo desde fuera del área, a pase de Asensio, que sirvió para empatar 2-2 en la temporada 2017-18. Mañana volverá a coincidir con el colegiado Hernández Hernández, el mismo que en la temporada 2015-16 le anuló un gol legal de cabeza al señalarle una falta inexistente sobre Jordi Alba.

Las imágenes posteriores demostraron que el galés había saltado limpiamente sobre el azulgrana. Tampoco hay que olvidar la entrada temeraria de Bale sobre Umtiti (2017-18), pese a lo que no fue ni siquiera amonestado. Ante el Barça, tras haber disputado 35 minutos ante el Valencia, todo apunta a que será titular. Será un nuevo examen tras una racha muy negativa: acumula 107 días sin marcar para el Madrid (desde el 1 de septiembre ante el Villarreal, 2-2, marcó los dos goles blancos)...