CELTA DE VIGO

2019 está siendo el peor año de la etapa Carlos Mouriño

Necesita un pleno de victorias para evitar el peor registro. El Celta cerró el año 2013 con 38 puntos, cinco más que ahora.

Vigo
0
Los jugadores del Celta protestan al colegiado al término del partido contra el Leganés.
JUAN AGUADO DIARIO AS

EI celtismo, en general, y Carlos Mouriño, en particular, están deseando comer la última uva de 2019 para dar paso a 2020. En Vigo necesitan pasar página para que el año nuevo traiga ilusión y, sobre todo, mejores resultados. Y es que este año natural que está a punto de finalizar es el peor de la era Mouriño, iniciada en junio de 2006. Desde que accedió al trono, el máximo mandatario celeste nunca obtuvo tan pocos puntos en un año natural.

El Celta ha sumado 33 puntos en lo que va de 2019 y el peor registro de la era Mouriño es de 2013, cuando el equipo únicamente sumó 38 puntos. Igual que sucedió este año, en aquella ocasión también pasaron tres inquilinos por el banquillo celeste. De los 38 puntos sumados en todo el año natural, Paco Herrera consiguió dos, Abel Resino logró veinte y Luis Enrique, dieciséis. En este 2019 que está a punto de expirar, Cardoso sumó cuatro puntos, Escribá obtuvo veinticinco y Óscar acumula cuatro, para un total de 33 puntos.

El equipo vigués, no obstante, cuenta con la posibilidad de evitar el peor registro de la era Mouriño. Para ello deberán ganar los dos partidos que le restan, ante el Mallorca en Balaídos y frente al Levante en el Ciutat de Valencia. Sin el pleno de triunfos en esta recta final de 2019, serán el peor equipo en un año natural con el actual presidente.

Este Celta es el peor en un año natural de la era moderna del fútbol, esto es, desde que los triunfos en LaLiga valen tres puntos, algo que se instauró en la temporada 1995-96. Y es que para encontrar una puntuación inferior a los 33 puntos que acumula el Celta en 2019 hay que remontarse al año 1990, cuando el sistema de puntuación era de dos puntos por victoria y el equipo olívico sumó 27 puntos durante esos doce meses.

Aquel Celta que consumó el descenso a Segunda en el primer semestre de 1990 y deambuló por la zona media baja de la categoría de plata en el segundo semestre hubiera sumado 33 puntos con el actual sistema de puntuación, los mismos que suma en estos momentos el conjunto vigués, a falta de dos partidos para bajar el telón de 2019.

Para encontrar un peor año natural con el sistema de puntuación actual hay que viajar setenta años en el tiempo, hasta 1958, cuando el Celta sumó 22 puntos con el sistema de dos por triunfo, que serían 31 en la liga de tres puntos.