XAVI HERNÁNDEZ

Xavi: "Qatar es muy fácil para vivir, muy cómodo y seguro"

En una entrevista para FIFA, el ex del Barcelona habla de su experiencia como entrenador: "Con Guardiola sigo teniendo contacto y me ayuda mucho en temas de gestión de grupo".

Xavi, en un partido con el Al-Sadd
KARIM JAAFAR AFP

Xavi Hernández ha concedido una entrevista a la web de la FIFA, en la que ha hablado de cómo es su librillo de entrenador y sobre el próximo Mundial de Clubes. Además, ha narrado cómo Guardiola está siendo su mentor y toda la influencia que tiene en el fútbol que quiere practicar. De nuevo, se ha vuelto a reafirmar en la idea de Qatar como gran lugar para vivir y crecer de la mano del fútbol:

Qatar y el Mundial 22: "He pasado los últimos cuatro años jugando para Al Sadd y también he tenido vínculos muy estrechos con la Asociación Nacional de Fútbol y la Academia Aspire, tratando de mejorar a la nueva generación de jugadores. La Selección está casi lista para la Copa del Mundo y compitiendo muy bien porque tienen un gran entrenador en Félix Sánchez".

Qatar, para vivir: "La familia está muy feliz porque nos han dado todo. 02Es un país muy fácil para vivir, muy cómodo, acogedor y seguro. Y luego está todo el enfoque que se le da a la Copa del Mundo. Qatar quiere hacer un gran trabajo y creo que lo está haciendo muy bien. Ganaron la Copa de Asia y participaron en la Copa América. Tienen una gran generación de jugadores, en condiciones de competir. Hay muchos estadios y la gente se sorprenderá".

Influencia de Guardiola: "Desde Van Gaal hasta Luis Enrique, Guardiola, Del Bosque, Aragonés… Durante mi etapa como jugador he estado prácticamente con los mejores entrenadores de los últimos 20 años. Eso es un bagaje tremendo. Y me he copiado de muchas cosas, desde temas tácticos o estratégicos a charlas individuales o de gestión de grupo. Con Guardiola sigo teniendo contacto y me ayuda mucho en temas de gestión de grupo, me apoyo mucho en él. También en Joan Vilá, mi mentor en el Barça. Y he tenido la suerte de coincidir en Qatar con entrenadores como Antonio Conte, Allegri, Ancelotti, Unai Emery, Niko Kovac… Vas mirando y al final te haces tu idea".

Paso a los banquillos: "El cambio ha sido tan rápido que no me ha dado tiempo a pensar. Ahora tienes más responsabilidades. Como jugador no tienes que pensar en nada que no sea entrenar y trabajar bien. Ahora controlas un grupo de 40-50 personas, tienes que preparar el entrenamiento, pensar en qué rival tendrás, cómo vas a jugar, cómo vas a atacar y defender, la estrategia… Son muchas cosas, pero me gusta. Al final es fútbol y soy bastante enfermo, así que estoy disfrutando".

Entrenador de los que fueron sus compañeros: "Ya me conocen de hace cuatro temporadas y yo les conozco a ellos, que también es una ventaja. Intento ser natural, honesto, ir de cara… Simplemente hablarles de tú a tú. Les dije que estamos aquí para ayudarlos, para disfrutar y para ganar, que es como siento yo el fútbol. Y luego, claro, tengo que decidir quién juega. Muchos estarán enfadados conmigo porque no juegan, pero forma parte del proceso, ¿no? Yo lo que intento es ser justo".

El ideal futbolístico de Xavi entrenador: "Sufro si mi equipo no tiene el balón. Ya me pasaba como jugador. Lo que quiero como entrenador es que mi equipo tenga el dominio en el juego, y entiendo que dominas cuando tienes el balón. Así me he criado tanto en el Barça como en la selección. Mi idea es posesión alta, no especular, ir al ataque, cuantas más oportunidades creemos más oportunidades tendremos de ganar el partido… Pero sí me he sorprendido a mí mismo pensado mucho en el tema defensivo. Ahora le doy muchas vueltas, porque en ese 30-40% que no tienes la posesión hay que trabajar más. Supongo que forma parte del proceso de ser entrenador".

Sello Barcelona: "Sí, sin ninguna duda. Es que yo no entiendo el fútbol sin tener el balón. Y para tener el balón hay que presionar alto, ir a recuperar rápido el balón haciendo una presión tras pérdida muy intensa… Por ahí van mis entrenos. El estilo para mí es innegociable. Evidentemente, dependiendo del rival hay que ver cómo vas a atacar o defender, pero no me gustaría que mis equipos se encerraran atrás o especularan. Ese es el Al Sadd que, en teoría, veréis en el Mundial de Clubes y no me gustaría que ninguno de mis equipos fuera distinto".

Mundial de Clubes: "Para nosotros sería el premio gordo, porque eliminaríamos primero al campeón de Oceanía y luego al campeón de la CONCACAF, que es Monterrey, y lo hemos analizado y es un equipo de mucho nivel. No seríamos favoritos ante ellos. Si llegáramos a la semifinal con el Liverpool, sería jugar contra uno de los 3 mejores equipos del mundo. Llegar a ese partido es un objetivo, pero hay que ser honestos: lo tenemos francamente difícil".

El nuevo fútbol: "Hay muchas cosas que trabajar, no solo el tener el balón. Yo lo que quiero es una posesión lo más alta posible, pero luego están las jugadas de estrategia, el balón parado… Eso lo cuidamos también al detalle. Las transiciones son súper importantes. Vemos al Liverpool salir al contraataque y es una maravilla. O el Barça de Luis Enrique, que nos tirábamos quizás un poquito más atrás y luego con el tridente de Neymar, Suárez y Messi atacábamos a los espacios. Nosotros preparamos bien las transiciones tanto en ataque como en defensa, cómo parar una contra… Hay muchos aspectos a entrenar, pero sin perder tu estilo".

Técnicos a los que admira: "Ahora que veo la dificultad que tiene esta profesión, admiro a todos los entrenadores que, por ejemplo, han conseguido cambiar un club. El estilo de Simeone no es el mío, pero mi admiración hacia él es inmensa por lo conseguido en el Atlético de Madrid. Él, Guardiola, Klopp… cada uno con su estilo, han dejado su sello. Luis Aragonés, Vicente del Bosque, Luis Enrique… sus equipos han sido el reflejo de ellos como entrenadores".